Imagen de archivo de la UCI de Son Espases. | T. Ayuga

7

En los hospitales de las Islas había este jueves 444 personas ingresadas a causa de la COVID-19. De éstas, 343 estaban en planta y 101 en una unidad de pacientes críticos. En previsión de que la situación pueda empeorar, el comité de crisis de Son Espases, decidió este jueves ampliar la capacidad de camas de UCI que desde este fin de semana pasa de 44 a 50 y que, si es necesario, la semana que viene podría crecer hasta 56.

Para hacerlo posible, el hospital ha preparado la Unidad de reanimación REA 1 para pacientes críticos de COVID mientras que el resto de enfermos, que no son por coronavirus, se trasladarán a la nueva unidad de REA 3. La capacidad para críticos no COVID se mantiene en 36 camas.

Por otra parte, el IB-Salut reforzó el servicio de seguimiento y rastreo de contactos estrechos de COVID con cincuenta profesionales más. Con 421 trabajadores, Baleares alcanza una ratio de 2.850 rastreadores por cada 100.000 habitantes.