La crisis sanitaria de la COVID-19 ha originado que enfermeras del hospital de Manacor se hayan tenido que trasladar al de Inca para cubrir las bajas. | Archivo UH

35

La crisis sanitaria de la COVID-19 ha originado que enfermeras del hospital de Manacor se hayan tenido que trasladar al de Inca para cubrir las bajas, tanto del personal que ha dado positivo en coronavirus, como de los contactos estrechos de estos que han requerido un aislamiento.

Desde el IB-Salut han descartado que se trata de un brote del virus en el hospital de Inca y han argumentado que han realizado un cribado a todo el personal y no se detectó ningún caso positivo. El número de positivos no es muy elevado, pero hay que tener en cuenta que estos también han motivado el aislamiento de personal sanitario. Desde el IB-Salut no han podido concretar la cifra.

Además, han destacado que las enfermeras del hospital de Manacor se han ofrecido voluntarias para cubrir las vacantes motivadas por las bajas. Los traslados comenzaron a realizarse la semana pasada y aunque quedan algunos, la mayoría de los profesionales afectados ya se han incorporado a sus puestos de trabajo, según han asegurado desde el IB-Salut.

Noticias relacionadas

En el conjunto de Baleares hay 395 profesionales sanitarios afectados por la COVID-19; de los que 208 son positivos y el resto se encuentran aislados por haber sido contacto estrecho de un positivo