Una de las dos piezas que constituyen las Claus del Regne de Mallorca. | Redacción Local

15

Hace más de veinte años que la familia Rotschild no es la propietaria de las Claus del Regne de Mallorca que los agermanats entregaron a Carlos V para simbolizar su rendición y mostrar su fidelidad al monarca: la conocida casa de subastas Christie’s las vendió el 14 de diciembre del 2000 por 15.275 libras esterlinas. No obstante, se ignora –aquí en Mallorca– quién se hizo con ellas y cuál es su paradero actual.

La última pista que se tenía de las Claus era que pertenecían a la baronesa Batsheva de Rotschild, cuya familia las había comprado al comerciante y banquero mallorquín Gabriel Fuster en el siglo XIX. De hecho, en los últimos meses, el Ajuntament de Palma había realizado gestiones con los Rotschild –la familia de banqueros de origen judeoalemán, tenida por una de las más ricas del mundo– para que se cedieran temporalmente para exponerlas y darlas a conocer a los mallorquines.

Descripción

La baronesa falleció en 1999. Un año después, las Claus se subastaron en Christie’s junto a otras piezas de su colección de arte. Según consta en la web de la casa de subastas, su valor inicial era de entre 2.000 y 3.000 libras esterlinas; sin embargo, el precio final de la adjudicación fue de 15.275.

Christie’s ofreció una descripción de la joya. Decía que se trataba de «unas llaves de oro esmaltado de estilo renacentista, probablemente españolas, de alrededor del 1845», y detallaba sus medidas, la incripción que incorpora («No tenemos otro rey sino Carlos»), etcétera. Aparece también una cita de un texto en francés titulado Le baron Alphonse, de 1905, que dice: «He aquí las famosas llaves en oro esmaltado que Valladolid ofreció a Carlos V después de su entrada en la ciudad: una obra maestra de orfebrería que el barón [Alfonso de Rostchild] compró, en sus inicios como coleccionista, con apenas 22 años».

Esta descripción resulta confusa y no está claro si los descendientes de Rotschild, o Christie’s, conocían el verdadero origen de la joya, puesto que en principio parece que se fechan a mediados del siglo XIX, pero luego la cita documental indicaría que Valladolid las ofreció a Carlos V en el siglo XVI.

Asimismo, ha llamado la atención que el precio inicial de la licitación solo fuera de 3.000 libras y que se acabaran vendiendo por más de 15.000, lo que daría a entender que el comprador conocía su valor muy superior.

Como ha publicado este periódico, las Claus del Regne de Mallorca se hicieron a instancias de los agermanats, cuando veían que su revuelta sería sofocada, para dárselas a Carlos V como símbolo de fidelidad. Sin embargo, el emperador las rechazó.

PALMA. HISTORIA. El financiero que vendió las Claus del Regne .
Batsheva de Rotschild, última propietaria conocida.

Carrió: «Una oportunidad perdida»

El regidor de Palma Llorenç Carrió señaló que Cort está trabajando para intentar contactar con el nuevo propietario para traer las Claus a Palma y agradeció «la colaboración ciudadana que nos ha permitido tener más información» sobre la joya. Respecto a la subasta del 2000, dijo que «lamentamos haber desaprovechado esta oportunidad para acercar estas piezas tan importantes para Mallorca y nuestra historia».