La portavoz del Govern, Pilar Costa. | Redacción Local

42

El Govern no relajará las medidas restrictivas impuestas en Mallorca para frenar el avance de la pandemia de la COVID-19 y todo a punta a que se mantendrán durante todo el mes de enero. Así lo ha confirmado Pilar Costa, portavoz del Ejecutivo, tras la primera reunión del Consell de Govern de 2021. Costa ha indicado que «toda decisión queda supeditada a ver cómo evoluciona» el aumento de casos en la Isla.

«De aquí a dentro de una semana no habrá una gran bajada de casos», ha subrayado, a la vez que ha señalado que las cifras de Mallorca «siguen siendo muy negativas» y ha descartado, como ya hizo la semana pasada la presidenta del Govern, Francina Armengol, «posibles confinamientos».

Costa ha calificado como «contundentes» las medidas restrictivas impuestas en Mallorca para frenar la transmisión del coronavirus en la Isla. Asimismo, ha indicado que la presión asistencial es «primordial tenerla controlada para descartar cualquier tipo de medida adicional». «Hay que cumplirlas», ha exigido.

Sobre las consecuencias de Fin de Año en los casos nuevos de coronavirus en la Comunidad, Costa ha señalado que se tendrá que esperar a que pase una semana. «De aquí a unos días no habrá una gran bajada», ha afirmado.

Noticias relacionadas

En cuanto a las aglomeraciones producidas este fin de semana en la Serra para disfrutar de la nieve, la portavoz del Govern ha pedido «evitarlas» y ha apelado a la «máxima responsabilidad» de la población.

El Govern ha decidido avanzar a las 22 horas el inicio del toque de queda en Ibiza, donde se cerrará al público el interior de los bares y restaurantes y se reducirá a seis el número máximo de personas permitido en las reuniones sociales y familiares, tanto bajo techo como en espacios exteriores.

El ejecutivo autonómico ha aumentado las restricciones preventivas de la COVID-19 en Ibiza tras constatar que desde el 25 de diciembre hasta este domingo la incidencia acumulada de la enfermedad en la isla ha pasado de 138 a 293 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, un incremento del 112 %.

Así lo ha destacado Pilar Costa, que ha atribuido el empeoramiento de la evolución de la pandemia en Ibiza a los «incumplimientos relacionados con las celebraciones navideñas». Por ello se ha aumentado el grado de alerta en la isla del nivel 2 al nivel 3, aunque las nuevas medidas no entrarán en vigor hasta el próximo jueves y se prolongarán, en principio, hasta el 26 de enero.