Una mujer se somete en Palma a un test de COVID-19. | Pere Bota

24

Cerca de 27.000 usuarios del centro de salud de Son Serra y la Vileta han comenzado este domingo cribados masivos en el CEIP Anselm Turmeda y los días 7, 8 y 9 se harán en el polideportivo de Son Cotoner. Hasta las 18 horas de la tarde habían pasado 634 personas y se habían detectado tres positivos. El barrio presenta una de las incidencias más altas de Palma, con más de 900 caso por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días y una positividad superior al 11 por ciento.

El alcalde de Palma, José Hila, y la consellera de Salut, Patricia Gómez han realizado una visita a la zona de cribado y han agradecido la colaboración de los ciudadanos. La consellera ha dado las gracias a las 31.000 personas que ya han pasado por estos cribados en distintos puntos de Mallorca, que han permitido detener 241 cadenas de transmisión al haberse detectado otros tantos positivos.

Cribaje en la zona de salud de Son Serra-La Veleta.

La consellera ha informado de que la presión en las UCI ha remitido ligeramente, con 7 ingresados menos que la pasado semana, pero ha alertado de que no debe bajarse la guardia. La situación está estabilizada en Mallorca, pero en Eivissa ya se han detectado brotes relacionados con las fiestas navideñas por lo que no se descarta que el Consell de Govern apruebe mañana nuevas restricciones.