En las matanzas de Mallorca podrán participar seis personas como máximo, frente a las 10 previstas inicialmente. | M. Joy

19

La Conselleria de Salut ha decidido reducir de diez a seis el número de personas que podrán participar en las matanzas en Mallorca debido al empeoramiento de la situación epidemiológica. La incidencia acumulada de la Isla -348 casos por cada 100.000 habitantes-, casi duplica a la media nacional.

En Menorca, Ibiza y Formentera se mantiene la posibilidad de que participen hasta diez personas, debido a que el virus está más controlado que en Mallorca.

La Conselleria de Salut ya ha comunicado a la de Agricultura de esta modificación en la normativa. No obstante, ha precisado que «entendemos que es una reducción drástica pero necesaria dadas las circunstancias».

Noticias relacionadas

A principios del pasado mes de noviembre, la Conselleria de Salut autorizó como excepción que en las matanzas pudiesen participar 10 personas -frente a las seis permitidas en el resto de reuniones- debido a la preocupación que existía por la imposibilidad de realizar esta actividad con tan poca gente.

Asaja y Unió de Pagesos

Desde la organización Asaja, su gerente, Joan Simonet, lamentó la decisión. Aseguró que la nueva restricción hace «realmente difícil hacer unas matances en mínimas condiciones» por lo que considera que estas deberían ser consideradas como un servicio esencial agrícola. «¿Qué harán ahora los ganaderos con los cerdos a punto de sacrificar?», se pregunta. Simonet asegura que esta es una medida «absurda» ya que «si en un primer momento nos aseguraron que era seguro hacerlas con un grupo burbuja de diez personas, ahora por qué no debe ser seguro?».

Por su parte, desde Unió de Pagesos, Sebastià Ordinas, también lamentó la decisión. «En este año ante la poca demanda de porcelles durante el estado de alarma, han quedado muchos cerdos de engorde para matanzas, que ante esta situación, las explotaciones tendrán problemas graves; se acumularán los animales y cada día comen», sentencia.