La pandemia ha limitado la presencia de Energy Control en zonas de fiesta, donde realizaban análisis ‘in situ’. Sin embargo, en su sede llevan a cabo pruebas pero con cita previa. | ENERGY CONTROL

El confinamiento no se ha notado en la reducción del entramado mundo de los narcóticos. La entidad Energy Control, un proyecto de la ONG Asociación, Bienestar y Desarrollo (ABD), ha alertado de una nueva droga en Mallorca, vendida como LSD en secantes, después de que el pasado mes de junio notificasen de otra sustancia, también con las mismas características, totalmente desconocida.

Una de ellas se comercializaba en la calle bajo el nombre de ‘tucibi’ y como si fuera una droga nueva, pero «en realidad era una mezcla de sustancias», han detallado a nivel nacional.

Por otra parte, la delegada autonómica de Energy Control, Alicia Bustos, ha explicado a este medio que la misma sustancia la habían localizado «en dos o tres muestras diferentes». Recuerda, además, que una vez se descubre nuevos compuestos, «lo notificamos al Observatorio autonómico de Drogas – del Sistema Español de Alerta Temprana (SEAT)– y, finalmente, en nuestras redes sociales y web. Ante esto, insiste en el peligro que puede suponer para el consumidor.

Prevención

A falta de conocer más acerca de estas nuevas drogas, Energy Control trabaja de forma preventiva para evitar que una sustancia sin información, y desconocida, pueda circular por el mercado. Realizan un servicio semanal a partir de muestras y análisis para llevar a cabo un control de la sustancias. Este servicio se realiza con cita previa. «El principal riesgo de todo esto es el desconocimiento». Bustos señala que sus efectos no se pueden prever, ya que «son familias muy grandes de diferentes sustancias». Y asegura que este tipo de drogas, las notificadas recientemente, «hace bastante años que circulan como «adulterantes» o «sustituciones».

Desde Energy Control reconocen una «bajada» en las muestras en estos últimos meses, pero insisten en la importancia que supone «actuar con prevención» ante nuevas sustancias. Antes de la pandemia, la entidad intervenía en espacios de ocio nocturno donde realizaba análisis in situ, y ofrecían recomendaciones.

Una alerta de Energy Control.

Nuevas drogas, al acecho de la ley

Ante la fiscalización de las drogas, en este mercado aparecen más sustancias nuevas «potencialmente peligrosas». La delegada de Energy Control en Mallorca, Alicia Bustos, avisa de su peligro y explica que, ya que las tradicionales (como la cocaína) están fiscalizadas, asumen penalizaciones legales y provoca la creación de estupefacientes ilegales.