Reunión de la mesa de Diálogo Social. | CAIB

62

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha anunciado este viernes que el plan de ocupación extraordinario de ocupación contará con una inversión de 72,4 millones de euros y beneficiarán a 33.000 personas.

Armengol ha realizado estas declaraciones tras presidir la reunión de la Mesa de Diálogo Social, integrada por los agentes sociales y el Govern.

De los 72,4 millones de euros del total del Plan, un 82 % (59,1 millones) se invierten directamente en medidas y políticas dirigidas a colectivos prioritarios, como por ejemplo los jóvenes, los parados de larga duración o las víctimas de violencia machista.

A los programas de ocupación y recualificación de personas paradas como consecuencia de la COVID-19 o dentro de un ERTE se destinarán 11,5 millones. Así mismo, el plan prevé 17,85 millones destinados a la ocupación, la formación y la orientación de jóvenes y 17,3 millones dirigidos a desarrollar iniciativas para colectivos vulnerables, como son las personas con discapacidad o las víctimas de las violencias machistas, entre otros. Finalmente, se han habilitado 12,5 millones más para fomentar la inserción de las personas paradas de larga duración.

Noticias relacionadas

Los seis ejes del plan

El conseller de Model Econòmic, Turisme i Treball, Iago Negueruela, ha precisado que el plan tiene seis ejes: contratación pública, estímulo empresarial, ocupación, formación, orientación e intermediación y modernización.

El conseller ha explicado que en contratación pública, los programas fomentan la inserción laboral. En concreto, el programa SOIB Mujer (con 2 millones de presupuesto inicial) consolida un derecho para un colectivo con grandes necesidades de emancipación económica, las mujeres víctimas de violencia machista. SOIB Reactiva, uno de los principales programas al cual se destinan 22,3 millones de euros, pondrá el foco en las personas que tenían expectativas de trabajar y que, debido a la COVID-19, se encuentran en el paro, pero también en los colectivos prioritarios del SOIB.

En cuanto al estímulo empresarial, se plantean ayudas a nuevas personas autónomas, una pieza fundamental del tejido productivo de las Islas. Con estas ayudas se acompaña al colectivo a la vez que se estimula la creación de nuevas empresas. La orientación al emprendimiento es otro de los servicios que se brinda a este colectivo.

En materia de ocupación se plantean cinco programas, dirigidos al impulso de la contratación, la formación dual, la formación con compromiso de contratación, los programas mixtos de formación y ocupación y el fomento de la ocupación. Estas políticas tienen como objetivo generar nuevos puestos de trabajo en sectores estratégicos para colectivos vulnerables, personas con discapacidades o riesgo de exclusión social. Se forman paquetes de ayudas relacionadas con la ocupación remunerada combinadas con la formación calificadora.

En cuanto al eje de formación, el Plan aportará 9,9 millones para desarrollar cinco programas concretos sobre formación semipresencial, formación para personas desocupadas, formación en sectores estratégicos, recualificación profesional y becas formativas. Se pretende generar oportunidades formativas para personas paradas, adaptadas a las nuevas necesidades, además de poner herramientas de apoyo económico para llegar a todo aquel que tenga necesidades formativas. Dos de las líneas de ayuda tienen como colectivo diana las personas afectadas por un ERTE o paradas como consecuencia de la COVID-19.

La orientación y la intermediación se concretan en cuatro líneas: un plan de choque de orientación, una ampliación de los puntos de orientación académica, el programa SOIB ocupación responsable y una orientación laboral específica para colectivos vulnerables o en riesgo de exclusión. Se refuerza, por eso, la red de orientación laboral del SOIB, que permitirá llegar a un porcentaje más elevado de la población demandante de ocupación, con mención especial a los colectivos con más dificultades de inserción y en riesgo de exclusión social y a las personas con más necesidades formativas. Los programas también se orientan a fomentar la cultura empresarial, con atención a las empresas.

Finalmente, se aborda una modernización de la Administración pública, poniendo en marcha un servicio de atención e información digital 24-7, una mejora en las competencias digitales, una nueva oficina del SOIB en Santa Eulària del Riu y un servicio de atención multicanal, con una nueva app del Servicio de Ocupación. El objetivo de este eje proviene de la necesidad de las administraciones de adaptarse a una prestación de servicios más ágil y completamente digital, una necesidad que se ha visto incrementada para dar respuestas a las nuevas situaciones que ha causado la pandemia.

La formación también contará con una parte importante de la inversión; casi 28 millones de euros se destinarán a esta finalidad. A los colectivos vulnerables se destinarán 11,5 millones. El conseller ha destacado que se llevará a cabo la modernización del SOIB para poder hacer frente a las necesidades que ha planteado la pandemia.

Inspección

Negueruela también ha señalado que el informe de inspección será potestativo por parte de la Autoridad Laboral y Baleares ha decidido prescindir de él; esta medida ya está en vigor. «Creemos que lo más importante es que las empresas que vayan a ERTE puedan hacerlo».

El secretario general de CCOO, José Luis García, ha destacado que los dos pilares de este plan son la contratación y la formación dual como herramientas para poder paliar la situación que padecen los trabajadores de las Islas, especialmente los desempleados.

La presidenta de la CAEB, Carmen Planas, ha expresado su preocupación porque estas medidas no sean necesarias. En su opinión, es necesario reactivar la demanda para que las empresas puedan mantener los puestos de trabajo y crear otros nuevos. Planas ha apostado por la colaboración público y privada y ha destacado que Baleares es una de las Comunidades que más ha sufrido la crisis económica derivada de la pandemia. A su modo de ver, las pruebas de coronavirus en puertos y aeropuertos facilitarán la recuperación económica.

El secretario general de UGT, Alejandro Texias, ha señalado la necesidad de que las personas más vulnerables puedan volver a introducirse en el mercado de trabajo. Además, ha insistido en el diálogo mantenido con el Govern desde el primer momento.

El presidente de PIMEB, Jordi Mora, ha destacado las iniciativas destinadas a los autónomos, así como la formación dual y con compromiso a la contratación. Mora ha asegurado que «nos vienen unos meses por delante muy complicados».

Por parte del Govern también han asistido a la Mesa de Diálogo el vicepresidente, Juan Pedro Yllanes; la consellera d’Hisenda i Relacions Exteriors, Rosario Sánchez, y el conseller de Model Econòmic, Turisme i Treball, Iago Negueruela. También han asistido el director general de Model Econòmic i Ocupació, Llorenç Pou, i la gerent del SOIB, Pilar Ortiz.

Preguntado por Transmediterránea, Negueruela ha señalado que hay mecanismos de rescate por parte del Estado y Baleares ha solicitado la protección por parte del Estado de empresas estratégicas. No obstante, ha señalado que esta empresa solicitará lo que necesite.