La defensa de la enseñanza en catalán motivó una fuerte contestación social contra el Govern que presidía José Ramón Bauzá. Arriba, una protesta de entonces. | M. À. Cañellas

195

Únicamente el 30,6 % de los jóvenes de entre 15 y 24 años de Baleares habla de forma mayoritaria en catalán con sus compañeros de estudios, según la Enquesta d’Usos Lingüístics realizada por el Govern y la Generalitat catalana en 2014. Con el objetivo de «dar la vuelta» a esa situación ayer se dio a conocer el Moviment per l’escola en català, integrado por la Plataforma per la Llengua, la Obra Cultural Balear de Formentera, el Institut d’Estudis Eivissencs, el Moviment Menorca Edu21 y los sindicatos Alternativa, STEI y UOB.

Los datos de la encuesta «evidencian que los alumnos, a causa de un entorno fuertemente castellanizado, a menudo propiciado porque no siempre se respeta el Decreto de Mínimos, al finalizar la etapa de enseñanza obligatoria ni son lo suficientemente competentes en lengua catalana ni muchos de ellos la sienten como su lengua propia –al margen de sus lenguas familiares– y, por lo tanto, como una lengua óptima para relacionarse con su entorno», advierte el Moviment per l’escola en català, que considera ese escenario «especialmente grave dado que puede generar la percepción [...] de que el catalán es solo la lengua de parte de la sociedad y no del conjunto de la ciudadanía». Ello, advierten, significaría «avanzar hacia la segregación social y la sustitución lingüística».

Ley de educación

El Moviment lamenta que este escenario «parece que no preocupa» a la Administración Armengol ni a los demás partidos que apoyan al Govern, que «promueven un anteproyecto de ley que aumenta de forma considerable la regresión de la lengua en el ámbito educativo, dado que abre la puerta a introducir el castellano y otras lenguas extranjeras».

La nueva plataforma pretende alertar sobre esta situación e interpelar a los partidos y a la sociedad isleña para revertir la tendencia. En este sentido, próximamente prevén publicar una carta abierta dirigida a las instituciones, partidos y a la sociedad que expondrá varias propuestas y medidas que a su juicio se debería adoptar con urgencia. También darán a conocer la campaña comunicativa que acompañará la carta, y que invitará a los isleños a firmarla y a tomar conciencia de la situación y a la Administración a actuar en consecuencia. Lo primero que reclaman es garantizar que el catalán sea la lengua de enseñanza en la mitad de horas lectivas como mínimo.

La diputada Núria Riera (PP) carga contra la ‘ley Celaá’

La diputada del PP Núria Riera criticó ayer que el Gobierno de Pedro Sánchez utiliza la reforma educativa (la ‘ley Celaá’) en la negociación de los Presupuestos con los partidos nacionalistas y que ha aceptado una enmienda de Esquerra Republicana para suprimir el artículo que fija que el castellano debe ser una lengua vehicular en la educación. Riera hará una interpelación en este sentido.