El Servicio de Salud ha adquirido 850.000 test rápidos. | Archivo UH

3

Los centros de Atención Primaria de Baleares ya utilizan el test rápido de antígenos para detectar la covid-19 y la población diana de estas pruebas diagnósticas son pacientes con síntomas de menos de cinco días.

La Conselleria de Salud y Consumo ha informado este lunes en una nota de que el Servicio de Salud ha adquirido 850.000 test rápidos y de que el test rápido de antígenos permite diagnosticar el virus en pacientes sintomáticos en los primeros cinco días de infección, cuando la carga viral es más alta.

«Es una herramienta diagnóstica muy útil, puesto que el hecho de disponer de los resultados en quince minutos permite actuar con más celeridad a la hora de cortar la cadena de transmisión y frenar la transmisión comunitaria del virus», ha destacado.
Este test diagnóstico, que se hace introduciendo los escobillones vía nasofaríngea (igual que las PCR) para extraer las muestras, detecta los llamados antígenos, unas proteínas específicas presentes en el virus.

Con la incorporación del test rápido de antígenos, el Servicio de Salud dispone actualmente de tres tipos de pruebas diagnósticas: las PCR, el test rápido de antígenos y las pruebas serológicas.

Mientras que la PCR y el test rápido de antígenos detectan la carga viral, las serologías detectan la presencia de anticuerpos; es decir, la reacción defensiva del organismo ante la infección.

Estos últimos son los más indicados a la hora de detectar si un paciente ha pasado la enfermedad.