Imagen de la residencia de Artà. | ARCHIVO

1

Salut Pública ha detectado en las últimas horas un nuevo brote de coronavirus en la residencia da ancianos de Artà, con ocho contagios, aunque todos ellos son asintomáticos. Se trata de cuatro trabajadores, que ya están aislados, y cuatro usuarios, que han sido trasladados a un hospital.

La situación en las residencias, que en esta pandemia han sufrido duros golpes, sigue preocupando y en esta segunda ola ya han fallecido el mismo número de usuarios que en al primera. A fecha de 31 de julio habían perdido la vida por COVID-19 un total de 89 ancianos. Desde ese día hasta este martes había que sumar la muerte de otros 87 residentes. Cabe señalar que desde el inicio de la crisis sanitaria un total de 176 usuarios de residencias han perdido la vida.

Según los datos facilitados este martes sobre la incidencia de la pandemia, un total de 43 residentes se encuentran ingresados en hospitales. Donde vuelve a incrementarse la cifra de contagios es entre los profesionales sanitarios, que en una semana pasan de 49 a 59 los casos confirmados.