El Govern descontó en el año 2014 más de dos millones y medio de euros del canon anual que paga por el mantenimiento del hospital de Son Espases. | P. Pellicer

13

La Sala de lo Contencioso del TSJB avala sanciones del IB-Salut a la concesionaria del hospital de Son Espases por valor de 2,6 millones de euros. El Tribunal revoca una sentencia anterior que dejaba sin efecto las penalizaciones contra la empresa por una serie de deficiencias detectadas en sus servicios. Esta cantidad ya había sido descontada por la administración pública del canon anual que abona a la empresa.

El expediente se remonta al año 2014 cuando, por parte de la administración se iniciaron una serie de trámites para descontar del canon anual hasta 4,6 millones de euros por incumplimientos en los servicios que debía prestar la empresa concesionaria. La misma sociedad que se encargó de la construcción del complejo hospitalario se adjudicó en ese contrato todos los servicios que no tienen naturaleza clínica: limpieza, mantenimiento o seguridad, entre otros servicios. Desde el inicio del funcionamiento del centro, en el año 2012 hasta que se inició ese expediente se detectaron una serie de deficiencias y, la decisión que adoptó la administración fue imponer una serie de penalizaciones en el contrato y sustraerlas del canon.

Penalización

La mercantil Concesionaria Hospital Universitari Son Espases S.A. consiguió en el procedimiento administrativo justificar dos millones de lo que se le imputaba y así, la penalización quedó fijada en 26 millones. La empresa acudió a los tribunales contra ese acuerdo de 2014. La sentencia del Juzgado de lo Contencioso no llegó hasta cinco años después. Daba la razón a la compañía frente a la administración por una cuestión de plazos. Entendía esa resolución judicial que existe un límite temporal de seis meses para ejecutar estas penalizaciones y entendía que era un proceso independiente. Sin embargo, tanto el IB Salut como ahora la Sala de lo Contencioso entienden que no se trata de un expediente administrativo independiente sino del cumplimiento de las cláusulas del propio contrato que le vincula con la concesionaria.

Los propios pliegos regulan que la administración podrá aplicar deducciones y entiende que se trata de una herramienta para que los servicios no clínicos del hospital se presten «con unos estándares de calidad y cantidad».

La concesionaria puede llevar esta sanción al Tribunal Supremo. La sentencia del TSJB le obliga a asumir ese descuento y también le impone las costas.

Un canon anual

Concesionaria Hospital Universitari Son Espases S.A. es la unión de empresas que obtuvo el contrato para la construcción del hospital y para la posterior explotación de todos los servicios que no sean médicos del mismo. Periódicamente protagoniza choques judiciales con la administración, los más sonoros a raíz del aparcamiento del centro.