Agentes de la Policía Local de Palma.

106

El acta de sanción del 'caso Armengol' se ha extraviado. No aparece. Ante esta extraña circunstancia, el Cap de Negociat no puede sancionar al propietario del Hat Bar, un local ubicado en la calle Sant Esperit de Palma que infringió la normativa de cierre que impera durante la pandemia de coronavirus.

Ante esta situación, los dos policías que acudieron a local alertados por los vecinos, deberán ratificar su versión de los hechos, un trámite imprescindible para poder multar al dueño del bar, que asegura que superó el límite horario porque la presidenta del Govern, Francina Armengol, se encontraba en su interior. Los hechos han provocado graves críticas por parte de la oposición por entenderse que Armengol podría haber infringido las restricciones impuestas por la COVID-19.

Los hechos acaecieron durante la madrugada del 7 de octubre de 2020, a las 2.10 horas, dos agentes de la Policía Local de Palma acudieron al Hat Bar atendiendo las numerosas quejas de los vecinos. A su llegada, encontraron a nueve personas en el interior del bar, como así consta en el acta de denuncia a la que ha tenido acceso Ultima Hora.

Noticias relacionadas

El dueño del bar de copas asegura que cerró el bar a las 01.15 porque uno de los colaboradores de Armengol se desmayó al salir del establecimiento. «Se sintió mal, se desmayó y por eso quedaron en la puerta del bar hasta que se recuperó. Era una indisposición; no iba borracho», afirma Alex Rodríguez, propietario del bar.