La presidenta del Govern, en el Parlament. | Pere Bota

10

Francina Armengol pedirá este martes a los partidos de la oposición unidad para que Baleares pueda salir más fuerte de la crisis económica generada por la pandemia. El discurso de la presidenta en el Parlament será el arranque de un debate de política general nunca visto, marcado en el fondo y en la forma por la COVID-19. La intervención de la presidenta girará en torno a la gestión de la pandemia en un entorno sin periodistas ni público.

En la línea de lo que han sido sus intervenciones durante estos meses, se espera que la presidenta defienda su gestión al frente de la pandemia con propuestas que en su día fueron pioneras en materia sanitaria.

La oposición

El turno de la oposición será mañana, pero ayer ya adelantó una parte de sus argumentos. El portavoz adjunto del PP, Antoni Costa, pidió a la presidenta que haga autocrítica por una gestión «muy deficiente» de la pandemia.

Jorge Campos (Vox) consideró que Armengol ni siquiera tenía que estar en el debate porque ya debería haber dimitido y la portavoz de Cs, Patricia Guasp, también consideró que la presidenta debe empezar a hacer autocrítica y dejar a una lado la autocomplacencia de todos estos meses.