Educació quiere reducir la educación semipresencial. | Pixabay

5

El conseller d'Educació, Martí March, ha avanzado este jueves que tienen dos retos, que son dos problemas que intentan solucionar en estos momentos: la atención a la diversidad y la semipresencialidad.

En relación al primero, ha explicado que están trabajando para ver si pueden realizar una reorganización y eso puede implicar que sea necesario incorporar a más docentes. «No nos hemos olvidado de los alumnos con necesidades especiales, pero la evolución de la pandemia condiciona algunos aspectos», ha manifestado.

El conseller ha recordado que la enseñanza es obligatoria a partir de los seis años y ha asegurado que están haciendo todo lo posible para dar la mejor respuesta posible a los alumnos que requieren atención a la diversidad; espera que en un mes puedan haber medidas.

Respecto a la semipresencialidad, ha explicado que trabajan para incrementarla en segundo de ESO y segundo de Bachillerato. El objetivo es que en el próximo trimestre pueda haber más grupos únicamente presenciales.

También ha manifestado que trabajan en temas de aprendizaje on line para utilizar mejor las herramientas tecnológicas.

March ha recordado que los colegios podrán realizar contrataciones con sus recursos propios, así como que se contratarán 25 educadores sociales. En este sentido, ha señalado que el objetivo es evitar que los alumnos puedan perder el curso.

El conseller ha asegurado que el escenario B, de semipresencialidad, será el de todo este curso escolar 2020-21, aunque se puedan flexibilizar algunas medidas.