Un momento de la protesta de este lunes. | T. Ayuga

62

Un millar de personas, repartidas en algo más de 400 vehículos, según datos de la Policía, salieron ayer desde la Avenida Gabriel Roca de Palma para celebrar el 12 de octubre, día de la Hispanidad, y exigir la dimisión del presidente del Gobierno. Acusan a Pedro Sánchez de «ineficiente» por su gestión de la crisis de la COVID.

La marcha, convocada por Foro Baleares, discurrió por las Avenidas de Palma hasta llegar al Consolat de Mar. Bocinazos y pitidos fueron la banda sonora de la movilización, a la que acudió el presidente de Vox Balears, Jorge Campos. Su formación organizó ayer manifestaciones por toda España con el mismo espíritu crítico contra el Gobierno que lidera Pedro Sánchez.

Contra las restricciones

Campos aseguró que «estamos en un momento en el que hay que salir a la calle. Este Gobierno es un gobierno criminal y totalitario. Vemos lo que está haciendo en Madrid, donde los tribunales tumban sus medidas restrictivas, y pensamos que esto puede pasar en cualquier sitio. Y, además, la crisis económica también es culpa suya».

Para Jesús Revuelta, vicepresidente de Foro Baleares, la manifestación fue todo un éxito de participación: «Hemos congregado cerca de 700 vehículos para celebrar el día de la Hispanidad. Está claro que el Gobierno no va a dimitir, por eso vamos a convocar movilizaciones cada dos o tres semanas de manera cívica y pacífica».