Apertura de puertas y locura para entrar.

10

Este domingo hace 25 años de una gran revolución comercial. Después de una compra silenciosa de inmuebles, prolongadas negociaciones con el Ajuntament de Palma y el Consell, y una rápida ejecución de obras, El Corte Inglés inauguró su gran centro de Avenidas. Era el primeroque abría en la Isla.

La expectación ciudadana era enorme por el prestigio de marca y la oferta de nuevos productos que se iba a introducir en Mallorca. Las protestas iniciales de Pimem y Afedeco quedaron pronto diluidas. El Corte Inglés fue un motor que modernizó y revitalizó el comercio en esa zona de Palma. Lo mismo pasaría poco después en Jaume III, con la transformación del antiguo edifico de Galerías Preciados en un nuevo -aunque más reducido- Corte Inglés.

El entonces presidente de la empresa, Isidoro Álvarez, y su equipo directivo se trasladaron a Mallorca para el acto inaugural. En la calle, decenas de personas aguardaban para entrar como un torbellino en el almacén.

Desde entonces, El Corte Inglés ha crecido en cifras y se ha consolidado como un referente comercial de la Isla. Pero, y además, fuentes de la empresa refieren que «estamos especialmente satisfechos de nuestra implicación en la vida social, cultural y deportiva de la Isla, con el patrocinio y apoyo de multitud de eventos y acciones a lo largo des estos años».

La compañía cuenta en el archipiélago con 1.300 empleados directos y otros 4.000 indirectos que trabajan para los proveedores locales.

Por la actual situación de pandemia, El Corte Inglés ha suspendido los actos previsto de celebración prevista. «Pese a todo, mantenemos para el mes de octubre una acción comercial importante en nuestros centros para celebrar los 25 años con nuestros clientes», refieren fuentes del centro que en la actualidad está dirigido por Vanesa González.