Imagen de una vía del centro de Palma | Jaume Morey

107

La publicación este sábado en el BOIB de una disposición del Ajuntament de Palma provocó la confusión en la Policía Local, que anoche aún no sabía si a partir de este domingo la velocidad estaba limitada a 30 kilómetros/hora en la inmensa mayoría de calles.

La medida que quiere implantar el equipo de gobierno fue anunciada en junio. Este sábado, el Boletín Oficial publicó la «aprobación definitiva de la modificación de la ordenanza municipal de circulación», contra la que no se ha presentado ninguna alegación. Esta norma que limitará la velocidad sigue los trámites administrativos, que deben culminar con su entrada en vigor en octubre tras el visto bueno del pleno municipal.

La disposición del BOIB corrió este sábado por las redes sociales, dándose por sentado que los nuevos límites de velocidad se hacían efectivos este domingo. La confusión alcanzó a la Policía, que no estaba avisada de la publicación de una disposición que puede ser interpretada de múltiples maneras.