La mesa ha tratado las modificaciones de la resolución que regula el inicio de curso 2020/21.

14

El conseller de Educación, Universidad e Investigación, Martí March, ha anunciado este lunes en la Mesa Sectorial de Educación la contratación de 102 docentes más, 72 a la pública y 30 a la concertada, para atender las necesidades y demandas de los centros educativos tanto públicos como concertados por la puesta en marcha del escenario B.

Así, en total, para el nuevo curso escolar 2020/21 habrá un total de 560 docentes nuevos.

Además se han iniciado las gestiones para responder a las peticiones de más espacios para atender las necesidades de los centros para adaptarse al escenario B. Estas gestiones están muy avanzadas y se cerrarán los espacios disponibles próximamente.

La mesa ha tratado las modificaciones de la resolución que regula el inicio de curso 2020/21 con las medidas correspondientes y que firman conjuntamente las consellerías de Salud y Educación.

Noticias relacionadas

El conseller ha explicado que «esto se debe al cambio de escenario y el paso al escenario B que implica un incremento de espacios y una bajada de ratios. Con el incremento de profesorado y la incorporación de más espacios se prevé que en infantil y primaria haya unas ratios medias de 20 alumnos por aula, e incluso máss bajas, dependiendo de los centros. En secundaria, teniendo en cuenta que la enseñanza se puede hacer en días alternos, estamos hablando de una media de ratios de 15/16 alumnos por aula».

El conseller ha destacado que el objetivo de estas acciones es que haya grupos estables, que se pueda hacer la trazabilidad y dar estabilidad a los grupos.

March ha explicado que «los sindicatos han reconocido el esfuerzo que ha hecho la Consellería pero que encuentran que es insuficiente. A pesar de respetar su posición, que no compartimos, nos hubiera gustado tener más apoyo. Finalmente les he pedido que al margen del posicionamiento, ayuden a un inicio de curso lo más tranquilo posible, que tenemos necesidad de su colaboración como sindicatos representativos de los docentes, que necesitamos que cada cual asuma su responsabilidad como lo asumimos desde la Consellería».

Posteriormente ha tenido lugar la reunión de la Mesa de la Enseñanza Concertada para tratar las mismas cuestiones.

Reacción

Los sindicatos han rechazado este lunes la resolución conjunta de las conselleries de Educació y Salut que regula el inicio del próximo curso. En reunión de la Mesa Sectorial, todas las organizaciones sindicales han votado en contra de la resolución con excepción de CCOO, que se ha abstenido.

Según ha explicado Cosme Orell, secretario de Ensenyament Públic del STEI y president de la Junta de Personal Docent no Universitari de Mallorca, «nos parece insuficiente la contratación de 102 profesores. La Conselleria dispone de 11 millones de euros de fondos estatales contra la COVID-19 en materia de educación y la contratación de estos 102 profesores sólo supone 4 millones de euros. Se podrían destinar muchos más recursos a la incorporación de nuevos docentes. Habría más garantías y bajarían más las ratios».

En una reunión que ha durado casi tres horas, los sindicatos han expresado su rechazo a la resolución y han recordado que la última Mesa Sectorial se celebró el 22 de julio, «por lo que la convocatoria de la reunión de hoy llega demasiado tarde. La contratación de 102 profesores más que se añaden a los 458 anunciados inicialmente puede contribuir a bajar las ratios, pero se crearán más grupos en los centros y no se ha explicado cómo se habilitarán más espacios para ello, si bien la Conselleria asegura que esta cuestión está resuelta. No obstante, si en un aula caben 20 alumnos y se puede mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros entre ellos, habrá 20 alumnos, aunque el margen es a partir de 12 estudiantes», ha señalado Orell.

El representante del STEI ha indicado que «la semipresencialidad que ha organizado la Conselleria en días alternos a partir de 2º de la ESO cargará de más trabajo a los docentes, que deberán abarcar los dos sistemas: presencial y semipresencial. Ello demuestra que son necesarios más profesores que los 102 que ha anunciado Educació. Y en Secundaria, las horas lectivas pasan de 19 a 21. A todo ello hay que añadir la formación en seguridad sanitaria y nuevas tecnologías, la preparación de clases y la corrección de trabajos y exámenes. En definitiva, más carga de trabajo».

Por su parte, el sindicato ANPE ha considerado «insuficientes» las medidas presentadas por Educació y reivindica más espacios físicos, una bajada generalizada de ratios y la contratación de más profesorado, además de pruebas PCR para los docentes y test de saliva para los alumnos antes de iniciarse el curso. ANPE ha manifestado su decepción ante el rechazo dela Conselleria a la implantación de la figura del enfermero/a escolar, «de la que ya disponen en otras comunidades». También ha criticado que no haya instrucciones claras sobre los contenidos afectados por el pasado confinamiento ni sobre los básicos para cada materia y curso, ni sobre la formación tecnológica de los alumnos.

El sindicato Alternativa ha definido el inicio del curso 2020-21 como «lleno de incertidumbre, inacción e inseguridad, que se irán destapando y acentuando a medida que pase el tiempo. La dotación de profesorado es insuficiente y los centros no tienen claro si dispondrán de más recursos sin ser expertos en prevención de riesgos sanitarios. Se debería haber trabajado más en la disponibilidad de espacios en dependencias municipales y hoteles, resultando absurdo que se prohíban reuniones sociales de más de 10 personas de una misma familia y se permitan clases con 20 personas de 20 familias diferentes».