Muchos comercios han bajado la barrera para siempre. | D. Espinosa

4

La Conselleria de Transición Energética y Sectores Productivos del Govern balear estudia vías para poner en marcha, a partir de septiembre, incentivos fiscales para establecer una moratoria de alquiler al pequeño comercio, con el objetivo de paliar los efectos de la crisis derivada de la COVID-19.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes de la Conselleria, que han precisado que este miércoles se produjo una reunión mantenida entre el director General de Comercio, Miguel Piñol, y el presidente de la Asociación Balear de Servicios Inmobiliarios (ABSI), Antoni Gayà, para evaluar medidas que alivien el coste del alquiler a los comerciantes.

En este sentido, Gayà ha remarcado que el objetivo es establecer medidas fiscales de las que se puedan beneficiar los propietarios de los locales al establecer una moratoria en el cobro de los alquileres a los dueños de tiendas y comercios.

Asimismo, desde la Conselleria, a través de la dirección de Comercio, han matizado que actualmente se está analizando el encaje jurídico de las medidas que se quieren llevar a cabo.

Ante esto, Gayà, que también es presidente de la Federación de Empresarios de Comercio de Baleares (Afedeco), ha comparado esta moratoria con la establecida por algunos propietarios de pisos a sus inquilinos durante el estado de alarma. «La diferencia es que aquí los dueños de los comercios obtendrían un beneficio fiscal», ha matizado.

Por parte de ABSI, el trabajo será el de informar a los comercios de las Islas, no sólo a los asociados. El presidente de la Asociación ha comentado que las campañas de información irán destinadas a todos los comerciantes y se harán a través de diferentes acciones como conferencias o campañas de difusión.