Reyes Maroto llegó este lunes a Palma para viajar como ministra de jornada con los Reyes en Ibiza. Antes almorzó con la delegada del Gobierno, Aina Calvo, y su ex secretaria de Estado, Bel Oliver, en la cafetería situada ante el Consolat de Mar. | M. À. Cañellas

55

La titular de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto, llegó este lunes a Palma para viajar por la tarde con los Reyes a Ibiza como ministra acompañante. Mantuvo, previamente, un encuentro con la delegada de Gobierno, Aina Calvo, y la ex secretaria de Estado de Turismo y actual miembro de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Bel Oliver.

La ministra, que almorzó en un restaurante próximo al Consolat de Mar, mostró su preocupación por la decisión del Gobierno de Alemania de restringir los viajes a varias comunidades autónomas, entre ellas Baleares.

«El Gobierno intentará reconducir la actual situación turística con Alemania. La decisión de no aconsejar los viajes, en concreto a Mallorca, es algo que nos preocupa por el impacto que ello tiene en la actividad turística y económica de la Isla», explicó.

Recuperar la temporada

Preguntada sobre la estrategia que el Gobierno iba a adoptar para reconducir la actual situación, señaló: «Hay que restablecer corredores sanitarios seguros, con el fin de reactivar la actividad turística con todas las medidas de seguridad sanitarias. Consideramos que es viable para poder recuperar parte de la temporada que queda pendiente. Apostamos por los corredores».

Reconoció que la actual coyuntura turística, con los dos principales mercados emisores a España afectados (Reino Unido y Alemania), «es muy complicada y ello nos hace vaticinar un invierno duro. No queda más remedio que convivir en la actual coyuntura económica y turísticacon la COVID-19, hasta que aparezca una vacuna».

Noticias relacionadas

Maroto valoró de forma muy positiva el plan piloto que se llevó a cabo entre el 15 y el 21 de junio entre Mallorca y Alemania: «El trabajo realizado por el Gobierno central, Govern y el sector hotelero fue esencial y culminó de forma muy positiva. Ello propició con la apertura de fronteras que comenzará a llegar el turismo extranjero a los destinos vacacionales españoles. Aquí, la colaboración pública y privada fue fundamental. El esfuerzo empresarial realizado tuvo su recompensa, de ahí la recuperación de miles de trabajadores en ERTE».

«Muy conscientes»

La ministra confía en que una vez se normalice la actual situación epidemiológica «el objetivo será recuperar lo que queda de temporada porque toda la cadena de valor turística está preparada. Además, está en juego la viabilidad económica de las empresas y el Gobierno es muy consciente de ello, de ahí todos los esfuerzos que se realizan para dar un giro a la actual situación».

Respecto a los cambios que se van a introducir en el aumento de las bonificaciones para los fijos discontinuos que vuelvan a los ERTE en agosto, la ministra incidió en que se trata de una medida positiva: «De lo que se trata es de que estos trabajadores estén cubiertos y que las empresas turísticas puedan sobrellevar esta situación económica y laboral con más garantías de futuro. Aquí, todos tenemos que colaborar a nivel empresarial, laboral y social».

Más comunicación política entre Berlín y Madrid

Las quejas de hoteleros y touroperadores alemanes sobre la estrategia de comunicación del Govern y del Gobierno central sobre la evolución de los datos epidemiológicos del coronavirus en Balears son otro de los objetivos que Madrid quiere cambiar.

Hoteleros y touroperadores indican que hay que dar a entender al Gobierno alemán que el aumento del número de contagios se debe al incremento de los controles y que el destino balear, pese a todo, es una zona segura para el turismo.