Imagen del patio de una escoleta de titularidad municipal en Ibiza. | ARCHIVO

4

Pese a los derroteros que lleva la pandemia no se cuestiona la vuelta presencial a las aulas. Es más, por ahora, «el plan de contingencia que ya está aplicándose en las escoletas está funcionando», advirtió la directora general de Salut Pública, Maria Antònia Font, quien explicó que estos centros servían de guía para ver cómo actuar en los colegios cuando se inicie el curso.

Hasta ahora han salido casos aislados en varias escoletas. «Nos preocupan mucho porque no sabes si se quedará en un positivo o será un brote», dijo. Y lo cierto es que ha habido alguno pero ha sido «pequeño y controlado», lo que según la titular de Salut Pública quiere decir que «el plan de contingencia se hace bien».

Salut advierte a los jóvenes: «Hay dos de ellos en UCI sin patologías previas»

Sin ánimo de engañar a nadie, desde Salut admiten que no se puede evitar que haya nuevos contagios «pero sí parar la cadena de transmisión». Y aunque el futuro es incierto, cada centro educativo ha presentado ya su propuesta de actuación en los diferentes escenarios que plantea la pandemia para este invierno. «No sabemos qué pasará pero de momento estamos satisfechos de cómo se ha actuado», incidió Font.

Medidas

El curso escolar empezará el próximo 10 de septiembre con más plantilla de profesores, medidas de protección tanto para los docentes como para el alumnado, tomas de temperatura y turnos para ir al patio.

Aunque se intentará que el regreso a las aulas sea lo más normal posible, lo cierto es que estará marcado por una serie de medidas excepcionales que pretenden evitar la propagación de la COVID-19.

Casi tres de cada cuatro municipios de Mallorca tienen casos activos de COVID-19