Rafael Roig hace un año entre sonrisas con la presidenta de los hoteleros, Maria Frontera, y el conseller Iago Negueruela, durante la toma de posesión del Govern. | Jaume Morey

19

La Federación Empresarial Balear de Transportes (FEBT) alerta de que sector del transporte y la industria turística de las Islas atraviesa una situación «crítica» por la crisis del coronavirus y pide a todas las administraciones rebaja generalizada de impuestos para evitar cierres y despidos.

El presidente de la patronal, Rafael Roig, afirma que si en el próximo otoño no existe una vacuna eficaz para frenar la expansión de la COVID-19, «la situación muy grave por la que atraviesa el sector, que ya está en modo de supervivencia, provocará un invierno con el cierre inevitable de empresas y la pérdida de puestos de trabajo».

Roig reclama la reducción a los transportistas de impuestos como el IBI, el IAE, tracción de vehículos y basuras, y exige específicamente al Consell de Mallorca un solución urgente de las demoras que sufren los vehículos profesionales para pasar la ITV.

Pide, asimismo, que las administraciones faciliten ayudas: «Govern y ayuntamientos deben rebajar impuestos a las empresas turísticas de Balears para mantener el empleo. La situación es muy grave y hay que poner ya soluciones a corto plazo».

La FEBT ha hecho una radiografía de la actividad en el sector del transporte en julio. Así, el sector del taxi registró un descenso del 70 %, el alquiler de vehículos con conductor (VTC) un 90 %, los rent a car un 40 %, el transporte discrecional un 88 % y el regular hasta un 77 %. El transporte de mercancías de alimentos y bebidas, ante la caída del turismo británico por la cuarentena que impone Londres, acumula un descenso del 90 %.

Son Sant Joan superó en julio a Barajas y El Prat

El aeropuerto de Palma superó el pasado mes de julio a Madrid-Barajas y El Prat-Barcelona en cuanto a movimiento de pasajeros y aviones, aunque las cifras respecto al comparativo con julio de 2019 están más de un 75 % por debajo.

Son Sant Joan tuvo en julio un movimiento de 1.102.854 pasajeros (-73,8 % sobre 2019) y un tráfico de 12.478 aviones (-56,6 %). Barajas contabilizó 990.899 pasajeros y Barcelona un total de 872.924, con caídas del 83 % en cada caso.