El presidente de la Autoritat Portuària, Joan Gual de Torrella. | P. Pellicer

44

El Consell de Govern acordará el próximo viernes la destitución del presidente de la Autoritat Portuària de Balears, Joan Gual de Torrella, después de que este pusiera su cargo a disposición del Ejecutivo ante las presiones de Podemos y Més.

«Aceptaremos esta puesta a disposición del cargo y procederemos a cesarle en el Consell de Govern de la semana que viene», señaló este viernes la portavoz del Govern, Pilar Costa, en su comparecencia posterior a la reunión del Ejecutivo. Costa, que rechazó revelar las deliberaciones del Consell de Govern sobre este asunto, precisó que el cese se formalizará en la próxima reunión (y no en la de ayer) porque debe ir acompañado del correspondiente expediente, aun no tramitado.

En declaraciones recogidas por Europa Press, el vicepresidente Juan Pedro Yllanes –que este viernes presidió el Consell de Govern ante la ausencia de Armengol– señaló que había sabido que Gual de Torrella había puesto el cargo a disposición de Armengol a través de los medios y que él mismo había presentado el asunto, fuera del orden del día, en el Consell de Govern. Yllanes celebró que con su salida la posición del Govern queda «salvaguardada» y dijo que si de él hubiera dependido la decisión de apartarle «se habría tomado antes».

En el Parlament

Podemos y Més, habían presionado al PSOE para que se formalizara el cese de Gual de Torrella y amagaban con votar favorablemente a una petición del PP para que Armengol compareciera en el Parlament para dar explicaciones sobre su detención. La comparecencia de Armengol debía votarse inicialmente el miércoles, pero el presidente del Parlament aplazó la votación ante la falta de acuerdo dentro de la izquierda.

Conociendo que el Consell de Govern había ya acordado aceptar la renuncia de Gual de Torrella, Podemos y Més votaron junto al PSOE y evitaron que Francina Armengol tuviera que comparecer. Los portavoces de los tres partidos coincidieron en recordar que el caso está bajo secreto de sumario y en señalar que la competencia sobre la gestión de la Autoritat Portuària corresponde al Gobierno. «El Govern ha hecho lo único que podía hacer, aceptar la renuncia de Gual de Torrella», manifestó la socialista Silvia Cano.

El PP no lo ve del mismo modo. En este sentido, el diputado Antoni Costa señaló que el cese «no exime a Armengol de dar explicaciones» y consideró que el ‘no’ de Podemos y Més a su petición convierte a estos partidos en «cómplices de la presidenta», a la cual «salvan de venir a dar explicaciones». «Continúa escondiéndose en el Consolat», criticó.

Ciudadanos, Vox y el PI se expresaron en términos similares. «Armengol ha ofrecido la cabeza de Gual de Torrella para no tener que comparecer», manifestó Sergio Rodríguez, de Vox.