Joan Gual de Torrella antes de la reunión del consejo de administración. | P. Pellicer

39

Joan Gual de Torrella, presidente de la Autoritat Portuària, detenido la pasada semana por presuntos delitos de corrupción, se defendió este miércoles de todas las acusaciones y anunció su decisión de seguir en el cargo ya que defendió su inocencia. No se va por ahora, pero en el consejo de administración de la entidad, que se celebraba este miércoles, dejó abierta la puerta a una posible renuncia pasados unos meses.

La reunión se hizo de manera telemática, pero Gual de Torrella estuvo presente en la sede de la Autoritat Portuària junto con Juan Carlos Plaza, director del ente; José Llorca, directivo de la entidad; Dolores Ripoll, abogada del Estado, y otras representantes de la entidad, además del presidente de la Cámara de Comercio, Antoni Mercant.

Secreto de sumario

El presidente de la entidad aseguró que se desconoce de qué se les acusa exactamente ya que el caso está bajo secreto de sumario. Cada uno de los investigados se defendió de las acusaciones y proclamó su inocencia y reconocieron que pasaron momentos muy complicados en lo personal tras su detención por parte de la Guardia Civil.

Gual de Torrella aseguró que no ha cometido ninguna irregularidad en los casos que se investigan y afirmó que, en todo caso, si hay discrepancias, deben solventarse por la vía administrativa, no penal. La investigación se centra en la adjudicación de unos amarres en el puerto de Maó y diversos contratos.

Noticias relacionadas

Tendencias perversas

Explicó que su trabajo se ha centrado durante todos estos años a hacer frente a las tendencias «perversas» que existen en el organismo, según las palabras de uno de los asistentes a la reunión. El mismo asistente describió el trabajo en la Autoritat Portuària como un «campo de minas» por la complejidad de la gestión.

En la reunión estuvieron presentes dos dirigentes de Més, Neus Truyol y Antoni Alorda, en representación del Ajuntament y del Govern, respectivamente. Ninguno de ellos intervino en el consejo de administración para pedir la dimisión del presidente, a pesar de que su partido sí ha pedido su destitución al frente del organismo.

En el Govern no hay por ahora una decisión tomada sobre el posible cese de Gual de Torrella a pesar de la enorme presión que ejerce Podemos, que fue contrario al nombramiento de Gual de Torrella desde que se conoció que esa era la opción de Francina Armengol. «A día de hoy no hay nada decidido», aseguraron ayer fuentes del Govern.

El Ejecutivo ha defendido la presunción de inocencia de los investigados en unas declaraciones realizadas el pasado domingo por la consellera de Salut, Patricia Gómez. El PP también ha pedido la salida de Gual de Torrella de la presidencia de la Autoritat Portuària.

En la reunión del consejo de administración se aprobaron dos expedientes ordinarios, según informa la entidad a través de un comunicado de prensa. Uno de los temores que existen en este momento es la posible ralentización de todas las tramitaciones administrativas que siguen abiertas. Se teme que varios proyectos pendientes queden retrasados porque los expedientes se mirarán ahora aún con mayor celo y detenimiento.