Previous Next
129

El Govern ha anunciado este miércoles que cierra todos los establecimientos de comercio, ocio y restauración de Punta Ballena, en Magaluf, y las calles de la Cerveza (calle de Miquel Pellisa) y del Jamón (Pare Bartomeu Salvà), ambas en la Playa de Palma. De hecho, la Policía Local ya ha comenzado a informar de la medida adoptada esta misma tarde a los comerciantes y restauradores de las zonas afectadas y la Guardia Civil ha desplegado patrullas.

Esta medida ya ha entrado en vigor, puesto que el decreto ya se ha publicado en el BOIB, y este fin de semana se realizarán operativos especiales para comprobar su cumplimiento. La duración de esta medida es de dos meses, aunque se puede modificar en función del grado de cumplimiento.

Además, se prohíbe para toda Baleares el uso de pajitas largas porque favorece el uso compartido de bebidas, así como los de vasos de más de 600 mililitros. En las zonas afectadas por el decreto ley de excesos (Playa de Palma, Magaluf y el West End de Ibiza) se prohíben las mesas altas con taburete porque el Ejecutivo autonómico considera que favorece que no se respeten las distancias de seguridad; no se descarta ampliarlo a otras zonas si fuera necesario.

Estas son algunas de las medidas que ha anunciado este miércoles el conseller de Turisme, Iago Negueruela, para hacer frente al turismo de excesos, del que se han visto varios ejemplos en Mallorca pese a la pandemia de la COVID-19.

Noticias relacionadas

«No queremos que vengan según que turistas a nuestras Islas», ha asegurado Negueruela. Además, ha advertido que si se van a otras zonas a realizar prácticas incívicas «no nos temblará la mano en cerrar esos establecimientos». «No queremos ni ese tipo de empresarios ni ese tipo de turistas», ha reiterado. Este mensaje se lo han trasladado a los touroperadores.

Negueruela ha precisado que se trata de medidas preventivas y ha asegurado que Baleares es el destino turístico más seguro, ya que su situación epidemiológica es muy buena y se están adoptando todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad.

Texto íntegro del decreto contra el turismo de excesos en Baleares

El conseller ha precisado que los excesos cometidos en la Playa de Palma y Punta Ballena son casos muy puntuales y ha asegurado que el Govern no permitirá que se dañe la imagen de las Islas. Además, ha recordado que los locales de más de 300 metros no pueden abrir en Baleares, así como algunos de menos en determinadas zonas.

«Lo primero es la salud y sin salud no hay economía», ha manifestado. Además, ha añadido que las empresas y los trabajadores de las Islas están teniendo «un comportamiento ejemplar». Más de 30.000 trabajadores ya han salido de los ERTE y quieren que este ritmo se mantenga.

Refuerzo de efectivos policiales

La consellera d’Administracions Públiques, Isabel Castro, ha avanzado que se hará un refuerzo de efectivos policiales en Playa de Palma y Magaluf. Este miércoles por la mañana Negueruela y Castro se han reunido con la delegada del Gobierno, Aina Calvo, para pedirle un refuerzo policial y ésta lo ha aceptado.

Castro ha precisado que también se realizará vigilancia en el mar. El Govern tiene casi un centenar de inspectores que podrán intervenir en los operativos conjuntos, a los que se sumarán las policías locales de Palma y Calvià, la Guardia Civil y la Policía Nacional. Además, se sumarán los 50 inspectores de trabajo que actuarán en los diferentes establecimientos.

La consellera ha advertido que las sanciones serán elevadas porque no se puede poner en riesgo la salud de los ciudadanos y se pondrán en marcha todos los operativos para impedir que estas situaciones se produzcan. Las sanciones leves son desde 100 a 3.000 euros, las graves desde los 3.000 a 60.000 y las muy graves desde los 60.000 a los 600.000 euros o incluso se puede decretar el cierre del establecimiento.

La calle de Punta Ballena, así como locales de ocio nocturno de la calle San Ramón Nonato, en la Playa de Palma, se convirtieron durante las noches del pasado fin de semana en protagonistas de todo tipo de acciones vandálicas y altercados de orden público, sin respetarse ninguna medida sanitaria.

El Govern realizará campañas para dar a conocer que las Islas son «el destino más seguro del Mediterráneo» y que tipo de turistas no queremos en nuestras Islas, según ha precisado el conseller de Turisme.