La figura del dietista-nutricionista mejorará los hábitos de alimentación de las personas

| Palma |

Valorar:
preload
Expertos aseguran que los futuros alumnos del Grado Universitario de Nutrición Humana y Dietética se formarán en ADEMA en un ambiente científico y riguroso.

Expertos aseguran que los futuros alumnos del Grado Universitario de Nutrición Humana y Dietética se formarán en ADEMA en un ambiente científico y riguroso.

La Escuela Universitaria ADEMA inicia el próximo curso 2020/2021 el Grado Universitario de Nutrición Humana y Dietética. Unos estudios que permiten a los futuros alumnos hacerlo al lado de casa y en un centro de enseñanza sanitaria, adscrito a la UIB, de referencia en Ciencias de la Salud. La sociedad actual tiene claro y, es cada vez más consciente, de la gran importancia que tiene la alimentación en la salud de las personas.

A lo largo de este reportaje expondrán sus argumentos del valor del dietista-nutricionista, varios expertos de la talla del presidente del Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Baleares (CODNIB), Manuel Moñino; el sociólogo y presidente de la Fundación Gadeso, Antoni Tarabini; y la pediatra endocrinóloga del Hospital Universitario de Son Espases, la doctora María Caimari.

1.- Manuel Moñino, presidente del CODNIB: «La inclusión de la figura del dietista-nutricionista en el Sistema Nacional de Salud mejoraría la eficiencia del sistema sanitario»

El presidente del Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Baleares, Manuel Moñino, hace una defensa de este profesional como «clave para la salud de la población, tanto en su plano asistencial y de promoción de la salud en el ámbito público y privado, como en la investigación, docencia, la industria alimentaria y los servicios de alimentación». Moñino tiene claro que «el abordaje nutricional prestado por dietistas-nutricionistas es la una inversión coste-eficiente para los sistemas de salud, retornado entre 5,8 y 105€ por cada 1€ invertido».

Por otro lado, resalta este perfil como un profesional cada día más demandado, especialmente en el ámbito privado, aunque desde el Colegio de Dietistas-Nutricionistas de Illes Baleares apostamos por la incorporación plena de nuestros profesionales en el Servicio de Salud de nuestra Comunidad. «Los avances con el sector público han sido numerosos y confiamos que este trabajo permita que los ciudadanos de Baleares puedan acceder de forma gratuita y cuando su situación de salud lo requiera, a un dietista-nutricionista tanto en Atención Especializada, como en Atención Primaria y Salud Pública», explica.

El máximo responsable de este Colegio de Profesionales en las Islas insta a crear entornos alimentarios saludables y en promoción de la salud. “La evidencia científica más robusta y reciente nos dice que la mayor parte de la carga de enfermedad que soportan nuestra sociedad, tales como las enfermedades cardiovasculares, la diabetes o el cáncer, están asociados a los patrones dietéticos. La epidemiología nutricional está muy centrada en cómo los patrones alimentarios y estilos de vida pueden proveer de herramientas a la salud pública para prevenir y contener la alta tasa de enfermedades crónicas”, explica.

No obstante, lamenta que en el ámbito asistencial, la “cultura nutricional” en los sistemas de salud, a pesar de la evidencia, aun no es una realidad en nuestro país, por lo que pide que se preste especial atención a la investigación. “Es clave la investigación para poner en valor el abordaje dietético-nutricional de enfermedades prevalentes mediante equipos multidisciplinarios. Además, la innovación e investigación en patrones alimentarios sostenibles y saludables, está siendo una línea clave de inversión de la UE al amparo del Green dial y materializadas en estrategias de acción como la 'farm to fork', donde todos los perfiles del dietista-nutricionistas pueden tener cabida, especialmente en salud pública, docencia, investigación y servicios de alimentación.

2.- Antoni Tarabini, sociólogo y presidente de la Fundación Gaseso: «ADEMA ha apostado por dar un salto cualitativo y cuantitativo al facilitar cursar este grado universitario muy demandado por la sociedad»

El sociólogo y presidente de la FUNDACIÓN GADESO, Antoni Tarabini aplaude la decisión de la Escuela Universitaria ADEMA de dar un salto cualitativo y cuantitativo en la enseñanza sanitaria en nuestra Comunidad Autónoma ofreciendo un Grado como el de Nutrición Humana y Dietética que está demandado tan por la sociedad. En este sentido, resalta su diferenciación por la innovación pedagógica con un modelo propio y su transformación digital a la vanguardia del sector; con una metodología propia de ABPI-aprendizaje, basada en proyectos de investigación, personalizados y permanentes.

Además, Tarabini enfatiza la ubicación de Mallorca, por sus buenas conexiones aéreas, «posibilitando fórmulas de colaboración con otros centros universitarios europeos como las que están llevando a cabo con su Dental Week y convenidos firmados con las principales universidades europeas en el ámbito de la odontología».

En cuanto al futuro papel del dietista-nutricionista, el sociólogo se centra en el concepto de Sociedad del Bienestar, donde comer es frecuentemente un problema. «Para unos, es una 'ausencia' no voluntaria de nutrición; para otros, a los que no nos falta nutrición pero que comemos mal, porque estamos afectados por enfermedades que requieren nutrición específica, y/o por razones estéticas. En consecuencia, el papel del nutricionista/dietista es una profesión de día en día tanto a nivel privado como público, por la multitud de áreas en las que puede actuar», concluye.

3.- Doctora María Caimari, Especialista en endocrinología pediátrica en Son Espases: «Resulta de vital importancia la formación universitaria de estos dietistas-nutricionistas que se formarán en un ambiente científico y riguroso»

Para la doctora, especialista en endocrinología pediátrica del Hospital Universitario de Son Espases, María Caimari, es una excelente oportunidad que los jóvenes de Baleares puedan tener la oportunidad cerca de casa de estudiar esta disciplina. En la actualidad, está reconocida la importancia de una adecuada nutrición para disfrutar de buena salud y calidad de vida. Teniendo en cuenta que muchas de las enfermedades crónicas se pueden prevenir o tratar mediante un abordaje dietético y que el colectivo de dietistas-nutricionistas es el más cualificado para realizar dicho abordaje, a juicio de la doctora Caimari, «resulta de vital importancia la formación universitaria de estos dietistas-nutricionistas. Así, los profesionales se formarán en un ambiente científico y riguroso que les proporcione conocimientos sólidos sobre esta ciencia, futura base para poder desterrar los mitos y magias que muchas veces rodean a los alimentos, y de esta forma, poder desarrollar actividades orientadas a la alimentación de la persona o de grupos de personas, adecuadas a las necesidades fisiológicas y, en su caso, en situaciones de patología y de acuerdo con los principios de prevención y Salud Pública».

Por último la doctora, pone el acento en una correcta «alimentación saludable y equilibrada» para el estado de salud de los niños, y determinante para un óptimo funcionamiento del organismo. En este sentido, recuerda la importancia de la educación en nutrición para niños y adolescentes: «Tanto la infancia como la adolescencia son dos períodos de aprendizaje importantes para adquirir conductas positivas en relación con la alimentación».