Los hechos que han originado esta queja ante Consum sucedieron este mismo domingo al mediodía en la capital balear. | Pixabay

168

La dirección general de Consum del Govern abrirá un expediente a una gasolinera de Palma donde un trabajador se negó a atender a una clienta que se le dirigió en catalán.

Así lo ha confirmado el propio director general de Consum, Fèlix Alonso, quien ha amparado esta actuación en el objetivo de «garantizar los derechos fundamentales que recogen la Constitución Española y el Estatut d'Autonomia de Baleares».

«La dirección general de Consum actuará con contundencia ante la vulneración de derechos fundamentales; también de los lingüísticos», ha asegurado Alonso en una publicación en Twitter.

Los hechos que han originado esta queja ante Consum sucedieron este mismo domingo al mediodía en la capital balear. Según informa dBalears, una mujer quiso repostar en una gasolinera de Palma, y se dirigió a la persona que le atendía en la lengua propia de Mallorca.

Sin embargo el trabajador le espetó «que soy español, dímelo en español que estamos en España».

Otra clienta quiso mediar pero, según la versión del digital, el hombre no cejó en su empeño, y sobre la posibilidad de aprender catalán dijo «ni quiero ni me interesa, estamos en España y yo solo voy a hablar español».