El doctor Javier Arranz.

9

Los expertos son conscientes del importante desconcierto que está generado en la sociedad el baile de cifras diarias de la pandemia. Lo cierto es que en estas últimas semanas existe cierta incongruencia o desnudare entre las cifras diarias de afectados con coronavirus en Baleares que notifica Salut Pública y las que horas después confirma el Ministerio de Sanidad. El portavoz de comité autonómico de la COVID-19, Javier Arranz, preguntado por estos aparentes descuadres, ha reconocido que comprende que esto produzca cierta «extrañeza o lío», pero aún más teme que esto genere «desconfianza» social sobre la gestión de la pandemia.

Arranz ha explicado que Sanidad ha introducido una serie de cambios en las series históricas, en la comparativa con datos anteriores, y también algunos cambios de criterios respecto a los casos positivos con PCR.

El doctor ha aclarado que desde Baleares se mantienen los mismos criterios de notificación de nuevos casos y fallecimientos a Madrid, y se aportan todos los datos recogidos. No obstante, ha aclarado que únicamente se aporta como dato nuevo la diferenciación entre PCR positivas en pacientes asintomáticos y PCR también positivas en pacientes con síntomas.

Una vez los datos de Baleares llegan a Madrid, es el Ministerio de Sanidad quien introduce una nueva valoración de estas cifras. Por ejemplo, señala Arranz, «entendemos que consideran que un paciente con coronavirus, confirmado por PCR, pero sin síntomas no está enfermo».

El portavoz ha reconocido que estaría bien que Salud Pública explicara estos cambios, que permitirían que los ciudadanos comprendieran esta disparidad que hay entre los números diarios de la COVID-19 que da Baleares y luego los que ellos publican.

Uno de los ejemplos más cercanos es el tiempo, son los once casos positivos detectados en un núcleo familiar en Son Gotleu. Arranz ha confirmado que se han notificado a Madrid, pero no se observan en los datos facilitados por el Ministerio de Sanidad.