Pandemia de coronavirus

El Hospital Palmaplanas y la Clínica Rotger, dos centros seguros frente a la COVID-19

| Palma |

Valorar:
preload
La Clínica Rotger y el Hospital Quirónsalud Palmaplanas han creado circuitos para dar una atención confiable a los pacientes.

La Clínica Rotger y el Hospital Quirónsalud Palmaplanas han creado circuitos para dar una atención confiable a los pacientes.

La Clínica Rotger y el Hospital Quirónsalud Palmaplanas son los dos primeros centros sanitarios de Baleares en conseguir la Applus Certification Hospital Seguro Covid, un sello que certifica que cumplen con los protocolos que garantizan la prevención y control de la COVID-19.

Ambos hospitales pertenecen al grupo Quirónsalud. En una nota, informan que han obtenido la mencionada acreditación después de someterse a una auditoría en la que se ha realizado una supervisión documental del protocolo desarrollado por los hospitales, el plan de contingencia, el plan de desescalada y la supervisión in situ de la implantación de las medidas.

Avalado por un organismo solvente externo, el sello confirma que la implantación de los circuitos y medidas adoptadas están enfocadas a dar una atención confiable a los pacientes en la vuelta a la actividad normal y ayuda a transmitir al exterior el mensaje de que Baleares son unas Islas seguras para el turismo.

La vuelta a la normalidad en la actividad ha generado nuevas exigencias en los requisitos de limpieza, higiene, control y organización para todos los sectores. En esta línea, las empresas están desarrollando sus propios protocolos de higienización y control para facilitar la paulatina reincorporación del personal y la acogida a sus clientes. Por ello, recientemente, las entidades certificadoras han creado unas guías de recomendaciones para acreditar las buenas prácticas en la gestión de los riesgos derivados de la COVID-19 para todo tipo de instalaciones y servicios. De esta forma, pretenden apoyar la vuelta progresiva a la normalidad de estas instalaciones y servicios.

Confianza

Esta certificación impulsa la confianza entre los profesionales y pacientes acreditando de forma oficial todos los pasos realizados, un aspecto clave para la recuperación de la actividad ordinaria. En este contexto el grupo Quirónsalud ha apostado por esta certificación para sus centros.

En la Clínica Rotger y el Hospital Quirónsalud Palmaplanas se ha apostado desde el primer momento por la realización de test serológicos a todos los trabajadores y test por PCR a los pacientes antes de cada cirugía o ingreso hospitalario. También se ha trabajado en la creación de circuitos seguros, reforzando la pulcritud en las tareas de limpieza, con instalación de mamparas, señalética informativa sobre el máximo de aforos permitidos en los diferentes espacios y de fijación de distancia social en las salas de espera, para continuar con la asistencia en las mejores condiciones de higiene, evitando contagios y combatiendo la propagación del virus.

Por todos los motivos expuestos, la Clínica Rotger y el Hospital Quirónsalud Palmaplanas son de los primeros hospitales de Baleares en obtener el sello Applus Certification Hospital Seguro, que certifica que cumplen con los protocolos que garantizan la prevención y control de la COVID-19, es decir, que son hospitales seguros frente al virus.