Pandemia de coronavirus

Científicos de Baleares han iniciado un estudio de seroprevalencia

| Palma |

Valorar:
preload
A healthcare worker takes blood samples from a woman during testing for the coronavirus disease (COVID-19) and antibodies at a clinic after authorities launched free mass screening for residents in the Russian capital, in Moscow, Russia May 15, 2020. REUTERS/Maxim Shemetov HEALTH-CORONAVIRUS/MOSCOW-TESTING

A healthcare worker takes blood samples from a woman during testing for the coronavirus disease (COVID-19) and antibodies at a clinic after authorities launched free mass screening for residents in the Russian capital, in Moscow, Russia May 15, 2020. REUTERS/Maxim Shemetov HEALTH-CORONAVIRUS/MOSCOW-TESTING

MAXIM SHEMETOV

Un grupo de científicos de Baleares ha iniciado un estudio de seroprevalencia que permitirá conocer qué proporción la población adulta de las islas está contaminada del coronavirus y, sobre todo, cómo evoluciona la llamada «inmunidad de grupo» frente a la COVID-19 en Baleares.

Esta investigación centrada en el archipiélago, que empezó a prepararse antes del estudio estatal cuyos primeros datos se han conocido esta semana, va más lejos que el informe nacional porque no se limitará a describir la situación en un momento concreto, sino que permitirá conocer cómo evoluciona y puede ayudar en la toma de decisiones frente a la COVID-19 sobre los posibles pasos a dar en vacunación o medidas de distanciamiento.

«Interesa saber qué proporción de población está inmunizada, porque, cuando es muy elevada la población que ya está protegida, le es muy difícil al virus encontrar los contactos para poderse difundir», explica a Efe el investigador principal del proyecto, el doctor Joan Llobera.

Conocer además cómo evoluciona esa posible inmunidad de grupo (o «de rebaño» según la nueva terminología importada) servirá para plantear la necesidad o no de una cobertura vacunal, entre otras cuestiones.

«La seroprevalencia es fundamental saberla para tomar las decisiones más adecuadas», recalca el especialista, que recuerda las dudas sobre la estrategia adoptar que hubo al principio, con países como el Reino Unido o Suecia que se plantearon dejar que se expandiera la epidemia para ir consiguiendo la inmunidad pero lo han ido corrigiendo con medidas clásicas de distanciamiento.

«Aquí no ha pasado, estamos en prevalencias del 2 al 5 % y llegar a prevalencias mucho más altas tendría un coste brutal en vidas y en colapso de servicios», detalla Llobera.
El grupo de investigadores -formado por dos epidemiólogos, microbiólogos, hematólogos y cuatro inmunólogos-, con Antoni Gayà como coinvestigador principal, estudia muestras de población sana de Baleares, asintomática, para determinar cuántos han contraído la infección.

Buscan anticuerpos, que son la respuesta inmunitaria de cada persona ante un contagio de coronavirus, a partir de muestras del «biobanco» del Instituto de Investigación Sanitaria de Baleares, IdISBa.

Para tener suficiente precisión en la estimación inicial, el estudio ha arrancado con muestras de 1.300 personas, a las que prevén sumar entre 360 y 400 cada mes. Como las muestras están «anonimizadas» de origen, los científicos sólo saben la edad, el sexo y el código postal de las personas cuyas muestras analizan.

«Tendremos una muy buena estimación de la prevalencia de la infección por COVID en población que no ha tenido síntomas. El proyecto es para un año, haciendo un análisis de tendencia, por medio de un sistema de monitorización semana a semana y mes a mes, para conocer cual sería la evolución de esta seroprevalencia», explica el doctor Llobera.

Se prevén datos de prevalencia baja, al partir de muestras de personas sanas y que en los días previos a la muestra no han tenido síntomas. «Esperamos que sea un poco más baja incluso que la ofrecida por el estudio del ministerio, pero lo interesante es ir acumulando información para saber cómo evoluciona la seroprevalencia de grupo».

La relevancia de conocer si se avanza hacia la inmunidad de grupo será especialmente importante en octubre, cuando empiecen los cuadros de gripe. «Será interesante ver si por entonces está estabilizada o va aumentando e ir sabiendo en que situación nos vamos encontrando», añade el epidemiólogo.

Estudiar la evolución supondrá conocer cómo ha arrancado la inmunidad a la COVID-19 en Baleares, «cómo se desarrolla en verano y, si en otoño hay rebrote, ver cómo se detecta en la población».

Llobera destaca que la investigación que han planteado es «relativamente simple y más barato que montar un estudio de campo» y consideran que analizar toda la información que obtendrán «puede rendir bastante y de forma eficiente».

Este estudio es uno de los siete seleccionados por el IdISBa, que lo financia para reforzar la lucha contra la enfermedad de la COVID-19. «Hemos solicitado ayuda para este año pero esperamos que se pueda prolongar para ir viendo toda la evolución a lo largo de toda la posible pandemia».

A partir de una completa descripción inicial de la seroprevalencia, los investigadores harán un informe de progreso cada tres meses que compartirán «con las diversas instituciones sanitarias que pueden tomar decisiones en este campo, por si puede ser útil» e incluso en publicaciones científicas.

«Pienso que la COVID es una carrera de fondo. No es sólo ver cómo arrancamos, sino cómo va a evolucionar, porque nos va a condicionar un par de años al menos», concluye Llobera.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Partitillecib@hotmail.com
Hace 4 meses

Nuestros científicos se merecen un respeto y ayuda que no han tenido a lo largo de esta democracia descafeinada y de los chorizos que de benefician de ella con filosofía barata que les hace ricos. Estos son los que no hacen país pero so lo hunde en la miseria y que el esfuerzo lo ha hemos los que picamos de verdad, porque estos picoteando de allí para acá. La democracia no es un pastel que se reparten es libertad, igualdad justicia o pluralidad politica que es como papel de waterpolo que se limpia con productos para el vovid. El pueblo ya no puede más y lo que nos queda sufrir y trabajar pero con alarma

Valoración:menosmas

Reival
Hace 4 meses

Para los científicos que están desarrollando el estudio. Ánimo con el estudio ya que la información es poder. Acabar con el bicho está en juego.

Valoración:7menosmas

jorge
Hace 4 meses

Me parece de risa que se nos llame "rebaño", al igual que me parece de risa que empecemos a acoger turistas de media Europa...cuarentena ??? podemos asegurar que estos turistas la cumplan como debe ser???de verdad creemos que estarán esos 15 días en su casa pudiendo estar en la playa o en una terraza?miremos más por nosotros mismos ya que ellos no lo harán ...el consumismo nos puede , así están las terrazas de nuevo.Yo como persona de riesgo prefiero seguir en casa viendo las irresponsabilidad de muchos

Valoración:2menosmas

Sergi
Hace 4 meses

Yo iniciaría un estudio con la sal mineral dióxido de cloro. Dejaros de tanta comedia y haceros oír !!

Valoración:-8menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1