Las aulas de infantil seguirán vacías.

119

Los alumnos de Baleares no volverán a las clases presenciales este curso debido a la pandemia del nuevo brote de coronavirus. Así lo ha anunciado este jueves el conseller d'Educació, Martí March, que ha precisado que seguirán con la formación telemática y con tutorías en algunos cursos. El curso 2020-21 se retomará como estaba previsto.

El conseller ha dejado claro que esta propuesta, que se debatirá con la comunidad educativa, afecta a todos los centros escolares de las Islas: públicos, privados y concertados. En este sentido, ha destacado que la prioridad son las garantías sanitarias y que la incorporación se haga con criterios pedagógicos.

No obstante, ha precisado que los alumnos de 6º de Primaria, 4º de ESO, 2º Bachillerato y 2º cursos de FP, los últimos cursos de enseñanza de régimen especial tendrán unas tutorías individuales o en grupo para clarificar sus problemas. Las tutorías serían de un máximo de cinco alumnos y con cita previa. Estas actividades comenzarán cuando Baleares pase a la fase 2, previsto inicialmente para el 25 de mayo.

En relación a la educación de 0-6 años, el conseller ha informado que no se ofrecerá por razones sanitarias; ha precisado que la mayoría de comunidades han coincidido. En relación a la conciliación familiar, ha señalado que se debe implicar todo el mundo y debe haber una propuesta, pero no debe ser la vuelta a clase.

Ha señalado que tienen peticiones de escoletes privadas de 0-6 para abrir y podrán hacerlo con unas condiciones que garanticen la seguridad total de los niños. El Govern no abrirá las suyas. En relación a las guarderías, deberán regularlo los consells y los ayuntamientos; sí ha precisado que de hacerlo tendrá que ser con unas condiciones de seguridad extraordinarias.

En relación a los criterios sanitarios, las ratios se reducirán de forma significativa y los profesores tendrán que tener un papel muy activo.

Noticias relacionadas

La comunidad educativa de las Islas ya se posicionó en contra de los alumnos más pequeños por el riesgo de contagio.

Los centros de educación especial tampoco abrirán para ofrecer presencialmente la educación.

March ha informado que ya han comenzado la limpieza de los centros educativos y se facilitará el material de protección individual del profesorado y del alumnado. «Si queremos abrir en las escuelas lo queremos hacer con criterios de sanidad e inclusivos».

Preguntado por los permisos retribuidos a los padres para poder conciliar, el conseller ha respondido que es un asunto que debe tratarse a nivel estatal y Baleares está elaborando un documento para presentarlo al Gobierno.

En Baleares se está trabajando para que en Primaria y Secundaria haya un plan de acompañamiento escolar, al tiempo que trabajan con los ayuntamientos para que puedan abrir las escuelas de verano.

En relación al próximo curso, ha informado que ya lo están preparando y ha reiterado que no será un curso normal debido a que este no se ha podido finalizar como estaba previsto. No obstante, se tendrán en cuenta diferentes escenarios por si hay rebrotes, por lo que también se tendrá en cuenta la posibilidad de que haya una enseñanza on line.

Baleares ha pedido que se cree una partida específica para COVID-19 para el próximo curso escolar. Preguntado por la posibilidad de contratar más profesores, ha asegurado que harán todo lo posible para que haya los profesores necesarios. No obstante, se ha referido a las dificultades financieras y ha precisado que habrá más necesidades de ayudas de comedores.