Montículos de piedras: una moda «nefasta»

| Palma |

Valorar:
preload
Montículos en las proximidades del Cap de ses Salines.

Montículos en las proximidades del Cap de ses Salines.

11-05-2020Karlos Hurtado

Un estudio con la participación del Institut Mediterrani d’Estudis Avançats (Imedea) advierte de los daños que causa a la biodiversidad la moda de apilar piedras en el medio natural, creando montículos o fites.

La construcción de montículos de piedras, asociada al turismo de naturaleza y reflejada en fotografías difundidas a través de las redes sociales, se ha convertido en una práctica cada vez más extendida en todo el mundo. Pero sus consecuencias son perjudiciales para la biodiversidad. Así lo asegura un equipo internacional de investigadores con participación del Imedea que advierte de que el apilamiento de piedras perjudica a varias especies animales y vegetales, algunas de las cuales se encuentran en peligro de extinción.

En un artículo publicado en la revista científica Human-Wildlife Interactions, los científicos señalan que estos montículos han aparecido en un buen número de áreas protegidas. En Mallorca han sido especialmente llamativos los detectados en el Parc Nacional de de Cabrera (Islas Baleares) y en el Parc Natural de sa Dragonera, pero pueden encontrarse en numerosos espacios naturales como el Cap de ses Salines y también en las cimas de montañas.

Expertos alertan de la erosión y el deterioro del paisaje que ocasionan los montículos de piedras

Condiciones

Según los científicos, estas estructuras modifican el hábitat de especies animales y vegetales, que usan las piedras como refugio o dependen de las condiciones de microclima asociadas. Las piedras aisladas crean condiciones especiales de temperatura y humedad que son clave para especies como insectos, caracoles y arañas. La disposición de las piedras influye en la dinámica entre depredadores y presas, o entre competidores.

«Esta nefasta práctica tiene un impacto preocupante principalmente en áreas áridas en las que dichas condiciones microclimáticas son primordiales para las especies que se refugian debajo de las piedras. Además, erosionan el suelo y provocan daños en la vegetación. Por esta razón, mover, quitar o romper estas piedras puede desequilibrar el ecosistema», afirma la investigadora del Imedea Anna Traveset.

Los científicos describen el impacto potencial de esta práctica y señalan algunas áreas en las que han confirmado efectos perjudiciales sobre la biota. En la isla de Madeira (Portugal), la alteración del hábitat asociada con la construcción de montículos de rocas es una amenaza para varias especies endémicas con distribuciones muy pequeñas, como la especie de musgo Riccia atlantica, en peligro crítico, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Senderistas destruyen estas amenazas a especies de las Islas

«Hay varias especies que dependen de estas piedras como refugio y, por lo tanto, le pedimos a cualquiera que visite áreas sensibles para la conservación de la naturaleza que no mueva estas piedras. Que siga las indicaciones e intente reducir su impacto al máximo. No es fácil anticipar las consecuencias que actividades aparentemente inocuas, como la construcción de estos montículos de piedras, pueden tener en áreas con especies sensibles y amenazadas», advierten Traveset.

Las lagartijas endémicas de Baleares, como la ‘Podarcis lifordi’ y la ‘Podarcis pytiusensis’, dependen de estas rocas para refugiarse, así como otras especies de invertebrados también endémicos. Algunos excursionistas deciden destruir estos montículos cuando los descubren.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3

clio
Hace 15 días

Hem de guardar mesura, sense exagerar, com ara parlar d'una pràctica "nefasta".

Valoración:menosmas

nius de larves
Hace 15 días

Fins i tot alsguns xibius o usuaris de caletes fan munts dins s'aigua, per fer millor estar general dins la mar. Aka els desmonto, i si puc faig reposar cada pedra per sa cara adient, que sol ser amb microvida diferent. I mir de recordar o cercar d'on venien ses pedres, per retornar-les.

Valoración:2menosmas

Enric Tudurí
Hace 15 días

A Menorca també hi ha aquests munts... Ja fa uns anys que es denuncien. ¿Tan mal de fer és deixar-ho com ho has trobat? No anam bé no.

Valoración:8menosmas

Au
Hace 15 días

@Mallorquines, entrena company, encara ho podras millorar. En una escala de l'1 al 10 només estas al 9, venga, no deixis d'entrenar, ale!! ale!!

Valoración:1menosmas

@Mallorquines
Hace 15 días

"Una isla plagada de mallorquines", diu aquest odiador amb potes, referint se a Mallorca. Mallorca si esta plagada de qualque cosa dolenta que no és seva, és de forasterots que odien a Mallorca i als mallorquins con vostè. Si tanta ràbia mos té, no sé que fa aqui.

Valoración:10menosmas

@ Mallorquines
Hace 15 días

JAJAJA fijate cuantos montoncitos hicieron familiares JAJAJA,ya que vienes de tres generaciones de mallorquines JAJAJAJAJA.

Valoración:-4menosmas

Sa Calobra
Hace 15 días

Se sigue confirmando lo peligrosa que es la ignorancia (los que hacen montoncitos). Bufff...

Valoración:10menosmas

ToniPujol
Hace 15 días

Ahora se he puesto de moda hacer "clots de Figuera" en julio los interesados , dejad los montículos , y estáis invitados para hacer los que querais

Valoración:10menosmas

Pedro Picapiedra
Hace 15 días

Muchas gracias a ~Kikoeresmalo~por su comentario. "No es mas facil pasar,sin que se sepa que has pasado? " Una frase humilde y bella a la vez. Aplicable en cualquier sitio y cualquier momento.

Valoración:14menosmas

@mallorquines
Hace 16 días

A Mallorquines: no ves que no tiene sentido lo que dices? Que estàs mesclant ous amb caragols!! Aquí se está denunciando que es una irresponsabilidad hacer montones de piedras en la costa. A ver si ahora porque algunos han construido por encima de nuestras posibildades, no vamos a poder denunciar lo que es un peligro para los ecosistemas.

Valoración:20menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3