Francina Armengol, durante la videoconferencia de presidentes. | CAIB

47

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha apostado una vez más por la prudencia en el inicio de la Fase 1 de la desescalada. Así lo ha asegurado este domingo en la rueda de prensa posterior a la videoconferencia entre los presidentes autonómicos y el presidente del Govern, Pedro Sánchez.

«Empezamos a recuperar movilidad, por esto es muy importante la responsabilidad individual», ha añadido.

Para avanzar en el control y la detección de los casos, el Govern está trabajando con la puesta en marcha de una aplicación móvil, con la que ya trabajan otros países europeos, para rastrear los contactos de personas.

«Baleares trabaja con el Instituto de Investigación de la UIB y con la Fundación Bit en el avance de una app móvil para la detección de la COVID-19, en la que también trabaja Reino Unido y Alemania, y podría estar operativa en diferentes países el mes que viene.»

En esta línea, le ha trasladado al presidente Sánchez la necesidad de «asumir la puesta en marcha de una app de detección del COVID-19, que sea compatible con otros sistemas europeos y de otras comunidades autónomas (CCAA). Baleares tiene esta app avanzada que, además, no comparte datos de ubicación ni personales, y se podría usar en España y en otros países.»

Asimismo, ha pedido al Ejecutivo que «una vez tome la decisión con respecto a la puesta en marcha de una app móvil de detección del virus, Baleares sea la comunidad donde se realice la prueba piloto de su funcionamiento.»