Muchos padres, como Alex Schütz, entienden que no pueden regresar a la Isla, en este caso para ver a su hija Lilly que vive en Calvià. «Comprendo que no dejen ir a las segundas residencias, como así ocurre también en Alemania», afirmó este martes Schütz.

97

La presidenta del Govern, Francina Armengol, está contestando a las más de cien cartas que ha recibido en los últimos días de alemanes con casa en Baleares y que no pueden regresar a las Islas por no ser residentes, mostrando su malestar y criticando el endurecimiento de las de confinamiento del estado de alarma en nuestro país.

Armengol, en un tono diplomático, indica: «Las exigencias para ir a las segundas residencias, que comportan un sacrificio muy importante para quienes residen en nuestras Islas, son las mismas para todo el mundo, independientemente de su nacionalidad o lugar de origen».

Francina Armengol

La presidenta les agradece a todos ellos sus palabras de estima a Baleares y resalta los lazos que unen a las Islas con Alemania «que se ha convertido en algo más que un socio comunitario». Resalta que tras la aprobación del estado de alarma, el pasado 14 de marzo, el Govern trabajó con el Gobierno central para que se garantizasen enlaces aéreos y marítimos. Armengol, en este punto, afirma: «Los ciudadanos alemanes que tengan su residencia habitual en las Islas pueden, como cualquier otro residente de aquí, regresar a Mallorca y resto de islas y una vez en ellos moverse en los supuestos decretados por el estado de alarma».

En la misiva les deja muy claro a los alemanes que «hay que garantizar que la vuelta a la actividad se haga garantizando la seguridad a las personas y evitando la expansión del virus».

Noticias relacionadas

Les da la razón la presidenta de Govern en el sentido que vivimos momentos muy complicados y que la expansión del coronavirus «ha obligado a toda Europa a tomar medidas drásticas para contener el avance de la pandemia, ya que hablamos de restricciones que limitan derechos tan básicos como la movilidad y que obligan a sacrificios personales». Por su parte, la cónsul de Alemania en Mallorca, Karin Köeller, respecto a la polémica planteada por conciudadanos alemanes, señaló ayer: «La normativa de entrada y la regulación relativa a las restricciones son responsabilidad soberana de las autoridades españolas. España, así como otros países europeos, incluso Alemania, seguirán las restricciones acordadas con el fin de frenar la propagación del coronavirus».

Alquileres

Inmobiliarias alemanas, ante la noticia de la queja de residentes alemanes que no pueden regresar a Mallorca, puntualizan que el problema es más amplio porque también afecta a germanos que tienen alquiladas por varios meses casas en la Isla.

La inmobiliaria Lindacasas Mallorca Linda K. Gaeb apunta que las actuales medidas restrictivas «impide a alemanes venir a la Isla donde cuentan con casas que han alquilado por largas temporadas y que, en ocasiones, pagan un año por adelantado. Han pagado y no pueden disfrutar de la vivienda».

Esta situación es lo que ha provocado que en la última semana la Policía Nacional se haya visto obligada a denegar la entrada en la Isla. «Contabilizamos italianos y alemanes que no han podido acreditar su residencia habitual en Mallorca, por lo que han tenido que coger otro vuelo de vuela de Palma a Madrid», indican fuentes aeroportuarias.