Pandemia de coronavirus

Pautas para hacer frente a la astenia primaveral durante el confinamiento

| | Palma |

Valorar:
preload
La astenia primaveral provoca que nos cueste más levantarnos de la cama.

La astenia primaveral provoca que nos cueste más levantarnos de la cama.

Pixabay

La pandemia del coronavirus ha dado lugar a una primavera totalmente atípica y, en algunas personas, el confinamiento incluso ha agravado los síntomas de la astenia primaveral, que tanto malestar puede llegar a generar.

La doctora en Bioquímica, especializada en Nutrición Personalizada y Nutrigenómica y nutricionista del Mallorca, Núria Granados, explica que el cambio de estación puede provocar un estrés ya que el cuerpo necesita adaptarse a la nueva situación.

En este sentido, precisa que astenia viene del griego 'sin fuerza' y añade que se trata de un «conjunto de síntomas leves y transitorios que experimentan algunas personas», tales como la sensación de cansancio, alteración del sueño y el apetito, irritabilidad y nerviosismo.

Además, aclara que no es ninguna enfermedad. Los síntomas pueden ser más intensos en ancianos y niños, en personas que ya tienen una patología crónica, como trastornos de estados de ánimo, hipotiroidismo o alergias.

La doctora sostiene que «no es necesario que memoricemos listas de alimentos milagrosos para todos estos momentos, pueden ser etapas cambiantes en lo que al clima o nuestra vida profesional se refiere, pero no se trata de enfermedades».

Su consejo es llevar una vida saludable y para ello recomienda comer con moderación, fundamentalmente vegetales, y beber agua. «El plato de Harvard resume en una imagen las pautas a seguir: la mitad de tu ingesta serán frutas y hortalizas, locales y de temporada; un cuarto serán cereales integrales y el cuarto restante proteínas saludables: legumbres, frutos secos, semillas, pescado, pollo campero. Limitar el consumo carne roja y lácteos y evitar embutidos y alimentos ultraprocesados».

Granados invita a realizar la compra en mercados locales o establecimientos dónde vendan productos frescos de la tierra o el mar. «Los puestos ya están invadidos de fresas y fresones, en breve llegarán los nísperos, los melocotones, los albaricoques, las nectarinas y las cerezas. En cuanto a hortalizas tenemos ahora mismo guisantes, tirabeques, habas tiernas, alcachohas, espárragos trigueros y del mar: la sepia, el gallo, la rayas y el atún». Además, destaca la importancia de hacer deporte o llevar una vida activa.

En relación al coronavirus explica que, aunque habrá que esperar al análisis del BIG DATA, varios estudios apuntan ya que su letalidad es hasta diez veces superior en personas con síndrome metabólico: exceso de adiposidad, diabetes, hipertensión, etc. Se trata de enfermedades relacionados con el estado de inflamación crónica asociada al estado obeso y la resistencia a la insulina.

«Parece existir una correlación positiva entre el exceso de peso y la gravedad de la COVID19 y, posiblemente, tengamos el agente causal ya que el virus necesita fijarse a las células a través de una enzima, la ACE-2 ,y las personas diabéticas e hipertensas que precisan medicación tienen muchas más copias de esta enzima, es decir, muchos más virus tienen la puerta abierta».

Granados asegura que «para afrontar todos los cambios a los que nos vemos expuestos en la vida, ya sea cambio de estación, patógenos, emocionales … necesitamos estar en buena forma, tener los recursos necesarios para vencer o adaptarnos».

En resumen, aconseja hacer «todo los que esté en tu mano para mantenerte en buen estado de salud y recuerda que la OMS define la salud como el estado completo de bienestar físico, mental y social y no solo la ausencia de enfermedad».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.