Imagen que presentaba la vía de cintura de Palma en hora punta este viernes. | M. À. Cañellas

11

El número de vehículos que circula a diario por las carreteras de Mallorca se ha reducido drásticamente desde que se decretó el confinamiento. El Consell de Mallorca cifra la rebaja media en un 83 % durante el primer mes de estado de alarma en comparación con el mes anterior.

Este descenso de tráfico se ha notado especialmente en la vía de cintura, una de las más saturadas de la Isla prácticamente en cualquier época del año. Según comunicó este viernes el departamento de Mobilitat del Consell, en la segunda quincena de confinamiento se registró una reducción media del 82 % en la vía de cintura, de modo que soporta alrededor de 137.000 vehículos menos al día. De acuerdo con los datos de Intensidad Media Diaria (IMD) de 2019, los últimos publicados por el Consell, por la vía de cintura pasaban 171.731 vehículos al día, una cifra que encadena máximos año tras año. Este crecimiento exponencial de tráfico se ha paralizado en el último mes y el número de vehículos que circula por esta vía no llega a los 35.000 al día.

PALMA LOCAL ATASCOS Y DIA DE LLUVIA FOTO JOAN TORRES

La institución insular informó que el tráfico en la vía de cintura descendió hasta un 90 % el domingo 5 de abril, el día con menor afluencia de vehículos. Por contra, solo dos días antes, el viernes día 3 fue la jornada con más tráfico, aunque un 78 % inferior al registrado antes del estado de alarma.

Descensos

La autopista de Andratx, cuya IMD en 2019 fue de 91.365 vehículos, ha experimentado descensos de entre el 84,2 % y el 89,7 % de tráfico; mientras que la reducción media en la autopista del aeropuerto es del 87,4 %. El conseller insular de Mobilitat, Iván Sevillano, mostró su satisfacción porque los datos ponen de manifiesto «la responsabilidad de la ciudadanía» y destacó que «no se puede bajar la guardia».

La caída de la circulación de vehículos es generalizada en todas las carreteras de la Isla y el mayor descenso se ha registrado en el túnel de Sóller, donde el tráfico ha bajado un 95,26 %. Por contra, donde menos ha descendido la afluencia de coches es en la carretera de Esporles, con un 73 % menos. El fin de semana del 4 y 5 de abril fue el que se contabilizaron las mayores reducciones de tráfico, con un descenso del 92 % en la carretera Palma-Manacor.

Pese a esta intensa caída de circulación de vehículos, las colas no han desparecido. Los múltiples controles que realiza la Guardia Civil en las carreteras de la Isla para vigilar que la ciudadanía cumple con el confinamiento ha provocado que en algunas horas se formaran retenciones.

En cualquier caso, el estado de alarma ha dejado imágenes que hacía años que no se veían en las carreteras de Mallorca.

Los transportistas piden un carril para evitar controles

La asociación de Transportes de Mercancías de la FEBT ha solicitado al Govern que se habilite un carril para estos profesionales con el fin de evitar los controles de la Guardia Civil que vigila el cumplimiento del confinamiento.

Las retenciones han impedido a algunos conductores poder embarcar a la Península y otros no han llegado a tiempo a las recepciones de los centros comerciales para realizar los repartos.