Pandemia de coronavirus

El Patronato de Vivienda de Palma ofrece una moratoria de los alquileres a familias que sufran bajada de ingresos

| Palma |

Valorar:
preload
Vista de Palma.

Vista de Palma.

Redacción Digital

El Patronato Municipal de Vivienda ofrecerá una moratoria en el pago de los alquileres a «aquellas familias que hayan sufrido una bajada de ingresos a causa del estado de alarma por el coronavirus», según ha comunicado este jueves el Ayuntamiento de Palma.

La medida forma parte del paquetes de propuestas que la regidora de Modelo de Ciudad, Vivienda Digna y Sostenibilidad, Neus Truyol, ha anunciado en un comunicado para que «ante la grave crisis sanitaria nadie pierda su casa».

En concreto, las familias podrán escoger entre una bonificación del 50 por ciento del alquiler durante el estado de alarma y hasta los cuatro meses siguientes, o bien aplazar el pago y que se fraccione entre el 2020 y el 2021. Según han apuntado, el precio de estos alquileres «ya es muy ajustado a las posibilidades de cada familia y no supera en ningún caso el 25 por ciento de sus ingresos».

Según ha explicado Truyol, el Patronato gestiona 386 viviendas y se estima que la mitad de las familias se podrían beneficiar de la medida, que afectaría, en total, a unas 500 personas.

Además, según ha anunciado la regidora, el Patronato prorrogará automáticamente 6 meses todos los contratos de alquiler que caduquen durante el estado de alarma y hasta dos meses después, con el objetivo es «dar estabilidad a las familias y que nadie tenga que ver agravada su situación en estos momentos».

Por otro lado, desde la regiduría también se ofrecerán subvenciones a los arrendados del programa Palma Habitada que hayan visto menguados sus ingresos. En estos momentos, han señalado, el programa tiene activas 14 viviendas y solo 5 familias se acogieron a la subvención, que supone aproximadamente el 30 por ciento del precio del alquiler.

OFICINA ANTIDESAHUCIOS

Por otra parte, Neus Truyol ha recordad que la Oficina Antidesahucios continúa «trabajando a pleno rendimiento», dando citas e información a la ciudadanía «para que nadie pierda su casa».

La regidora ha pedido «responsabilidad», especialmente a los grandes tenedores, para que activen «medidas valientes» para que todo el mundo tenga garantizado el acceso a una vivienda asequible y a un precio razonable».

Por otro lado Truyol ha exigido al Gobierno central «fondos económicos para los ayuntamientos», especialmente para que Palma «pueda incrementar el parque de vivienda de emergencia así como ofrecer ayudas al alquiler». La regidora ha reconocido que los microcréditos del Ejecutivo central «son muy positivos» pero la solución de las familias más vulnerables «no puede pasar únicamente por endeudarse».

Por último, Truyol ha insistido en que el papel del Ayuntamiento es fundamental porque es quien conoce la situación «de primera mano» y quien, a través de la Oficina Antidesahucios, «asesora y acompaña las familias que lo necesitan».

Por eso también ha reclamado «incrementar los recursos» de que dispone la Oficina para poder dar ayudas o alternativas de alojamiento ante el previsible aumento de la demanda.
«Ahora es más importante que nunca dar una respuesta efectiva de cooperación entre todas las administraciones», ha concluido Neus Truyol.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.