Gráfica de las conclusiones de la encuesta de ámbito estatal realizada por la empresa DYM para Ultima Hora. | Redacción Local

51

Cuando están a punto de cumplirse las tres semanas de la declaración del estado de alarma por el coronavirus, el PSOE apenas acusa un desgaste electoral en la gestión de la crisis sanitaria. Esta es una de las conclusiones de la encuesta de ámbito estatal realizada por la empresa DYM para Ultima Hora y oros periódicos regionales, que aborda algunas de las cuestiones más candentes relativas a las medidas del Gobierno en su estrategia contra el COVID-19.

Uno de los aspectos más llamativos es el amplio rechazo que la gestión del Gobierno tiene para un sector de la sociedad española, que valora con un impactante 0 la estrategia del equipo que lidera el presidente Pedro Sánchez. En este sentido, la valoración negativa, con una nota media de 3,9, alcanza el 52,4 por ciento frente al 46,1 por ciento que le otorga un aprobado.

Intención de voto

A tenor del trabajo demoscópico realizado por DYM, la crisis del coronavirus no está hundiendo las expectativas electorales del PSOE. Así, tomando como referencia los resultados de los últimos comicios del 10 de noviembre, la formación que lidera Sánchez sólo se deja un 1,5 % en la intención de voto global. Unidas Podemos, socio en el Gobierno, también retrocede un 1,2 %.

Sin embargo, el principal partido de la oposición, el Partido Popular, no da la impresión de que logre erosionar de un modo irreversible el papel del PSOE en el panorama político español.

Noticias relacionadas

Casado, durante estas semanas, ha logrado avanzar 2,1 %, mientras que Ciudadanos lo ha hecho sólo un 0,8 %. No parece que ambos réditos electorales resulten significativos a tenor de la magnitud de la crisis en la que se encuentra inmerso el país.
Apoyo ciudadano

La encuesta pone de manifiesto que las principales decisiones que ha tomado el Gobierno, la más grave ha sido el confinamiento de la población, cuenta con un amplísimo nivel de cuestionamiento popular, del 58,9 por ciento. El dato deja en evidencia que los ciudadanos están dispuesto que se adopten medidas todavía más severas de confinamiento con tal de frenar el avance de los contagios por coronavirus y, en especial, su dramáticas consecuencias.

Todo indica que los españoles han aceptado que el Gobierno está afrontando una situación excepcional y relativiza su responsabilidad directa –la crítica a la autorización de eventos masivos es más que significativa–, circunstancia que explica el leve coste político que, por el momento, le está suponiendo al Gobierno.

Radio y prensa escrita, los medios mejor valorados

La prensa escrita agrupa el 41,5 % de las valoraciones positivas de los ciudadanos, medios que junto con la radio son los preferidos para seguir con solvencia todo aquello que acontecen en torno a la crisis del COVID-19.

En el extremo opuesto, la informaciones que circulan por las redes sociales son las más cuestionadas y valoradas en negativo por los españoles, según el trabajo demoscópico de DYM.