Pandemia de coronavirus

Dos mujeres con coronavirus dan a luz en la clínica Rotger

| Palma |

Valorar:
preload
Imagen de la zona de aislamiento en la unidad de cuidados intensivos neonatales de la Rotger.

Imagen de la zona de aislamiento en la unidad de cuidados intensivos neonatales de la Rotger.

Partos de máxima protección por el coronavirus. Dos mujeres han dado a luz en la clínica Rotger bajo un estricto protocolo especial después de que, en ambos casos, se detectara que eran positivos en el virus, si bien todavía no habían desarrollado sintomatología de la enfermedad en ninguno de los casos.

Como medida de precaución, tanto la clínica Rotger como la Quirón Palmaplanas llevan a cabo una prueba para detectar el patógeno a todas las embarazadas 24 horas antes del parto, en caso de que el alumbramiento sea programado. Fue lo que ocurrió con estas dos madres. Tras detectar la presencia del COVID-19 se activaron medidas especiales de seguridad. Los partos tuvieron lugar en la zona de aislamiento en la unidad de cuidados intensivos neonatales de manera que todo el personal sanitario que atendía los nacimientos estaba estrictamente protegido ante cualquier posible contagio. Una vez ha nacido el bebé, cuando éste tiene ocho o diez horas de vida se le lleva a cabo a su vez una prueba para detectar si el virus se ha contagiado desde la madre. Varios estudios han descartado ese contagio durante el embarazo.

En el caso de que el parto sea natural y no estuviera previsto, la prueba se realiza también, pero como el resultado no llegará a tiempo, se aplica por defecto el protocolo de seguridad.

Protección

La medida busca proteger tanto a la madre como al bebé, pero sobre todo de un posible contagio al personal sanitario que atiende el parto que queda aislado de posibles fuentes de contagio del virus. Las medidas pretenden evitar casos como el producido en Cáceres a mediados de marzo en el que un bebé recién nacido dio positivo por coronavirus. Las pruebas posteriores descartaron que el contagio se produjera a través de la placenta de la madre sino que esta situación la provocó el contacto posterior al parto entre el bebé y su madre.

En Galicia una mujer enferma de coronavirus falleció durante una cesárea de urgencia después de que su estado de salud empeorara gravemente por la enfermedad.

Tras el parto la madre queda aislada también en función de las medidas para positivos por el virus. Por el momento se ha descartado que la leche materna pueda trasmitir la enfermedad al lactante, si bien un positivo implica otras precauciones.

Durante la gestación, tanto las distintas clínicas como el IB-Salut han adoptado una serie de medidas para limitar el número de visitas que realizan las mujeres a los centros de salud para minimizar riesgos de contagio y se promueve su atención domiciliaria.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Alan
Hace 6 meses

Pues me parece una actuación muy razonable protegiendo a todos os actores, sanitarios y pacientes. Bien, la verdad es que la privada está dando muestras de organización y gestión anticipada

Valoración:5menosmas

Josep Miquel
Hace 6 meses

De quina especialitat mèdica es vosté catedratic Dr. Con trajes?

Valoración:9menosmas

Con trajes
Hace 6 meses

Si hubiera trajes de sobra no se tendrían que hacer cesareas a lo loco

Valoración:-3menosmas

Joan
Hace 6 meses

Excelente iniciativa para velar por la seguridad de las madres, de los padres, del bebé y, también, de los profesionales!!!!

Valoración:42menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1