Xisca Mora, presidenta provisional del PI, y Josep Melià en la reunión de la ejecutiva. | Jaume Morey

7

El PI adelanta al 27 de junio el congreso del que saldrá el nuevo líder de la formación tras la dimisión de Jaume Font y los dos sectores ya trabajan para tratar de conseguir una lista unitaria que supere la división surgida tras su renuncia. Este martes se celebró la primera reunión de la ejecutiva tras la dimisión del líder y allí quedó claro que la voluntad es tratar de llegar a un consenso que impida una ruptura de la formación.

Quién será el nuevo líder de la formación es todavía una incógnita, aunque dentro del partido ya se apunta desde hace días el nombre del actual conseller en el Consell, Antoni Amengual. Las fuentes consultadas en la formación aseguran que puede ser una opción, pero precisan que aún es pronto para hablar de nombres.

Xisca Mora, presidenta transitoria de la formación hasta la celebración del congreso contestó en esta línea cuando se le preguntó si presentaría su candidatura a la presidencia de la formación. «Ahora no toca hablar de nombres, sino del proyecto», dijo.

Reunión tranquila

La reunión celebrada ayer fue más tranquila de lo que hacían prever algunos mensajes lanzados días antes por dirigentes de la formación alineados con Font que reclamaban un congreso extraordinario ya.

El calendario les ha ayudado y la voluntad de evitar un largo verano sin presidente ha forzado el adelanto del congreso a junio. La propuesta se aprobó por unanimidad, como todas las decisiones que tomó ayer la ejecutiva. Otra fue que Lina Pons sea la portavoz del PI en el Parlament en sustitución de Jaume Font, lo que deja a Josep Melià como número dos del partido en la Cámara balear.

La dirección del PI ha decidido convocar una ronda de reuniones sectoriales con las distintas agrupaciones para conocer su opinión antes de la celebración del congreso. «Queremos que los afiliados digan qué quieren hacer para que este siga siendo un partido integrador, moderno e innovador», dijo Mora.

Cohesión

La presidenta del partido insularista insistió en la voluntad de trabajar para conseguir superar las divisiones. «El interés de todos es ir juntos en el marco de un proyecto sólido y consolidado», dijo Mora, que además valoró el hecho de que todas las propuestas se aprobaran por unanimidad.

La semana que viene se reunirá la ejecutiva del PI de Balears para analizar la situación.

Maria Antònia Sureda ya es la nueva diputada

Maria Antònia Sureda tomó ayer posesión como diputada en el Parlament en sustitución de Jaume Font, que presentó su dimisión la semana pasada.

Sureda vuelve al Parlament, donde ya estuvo en la anterior legislatura como diputada con Josep Melià y Jaume Font. Sureda es además concejala en el ayuntamiento de Artà, donde tiene el cargo de teniente de alcalde.