El investigador Fèlix Grases sujeta un catéter limpio (a la derecha) y otro con calcificaciones acumuladas en tan sólo unos meses. | A.Costa

6

El Laboratori d’Investigació en Litiasi Renal de la UIB, dirigido por Fèlix Grases, ha diseñado y patentado un compuesto que evita las complicaciones asociadas al uso de dispositivos urológicos, principalmente catéteres ureterales (de los riñones a la vejiga) o las sondas vesicales.

Esta investigación ha dado lugar a la primera patente internacional desarrollada conjuntamente entre la UIB y una empresa, Devicare. Los catéteres ureterales son unos dispositivos urológicos tubulares, de pequeño diámetro, que en el caso de los pacientes de litiasis renal se usan para facilitar el paso de la orina desde el riñón hasta la vejiga cuando el uréter está obstruido por una piedra, así como para prevenir la propia obstrucción.

En estas situaciones, el catéter puede estar implantado desde unos días hasta tres meses como máximo. De ahí el interés de la comunidad médica y científica para prevenir los procesos de calcificación de los catéteres y, en consecuencia, reducir las problemáticas asociadas, que pueden llevar a intervenciones quirúrgicas.

Grases explicó que «las calcificaciones de los catéteres pueden ser extraordinariamente rápidas y afectan al 10 % de las personas que llevan estos dispositivos. El compuesto patentado, que pronto podrá ser comercializado, deberá tomarse por vía oral una vez al día desde la implantación del catéter».

Según Grases, «las calcificaciones de los catéteres suelen acumularse en los extremos. Hasta ahora, no había ninguna otra solución al problema. Beber mucha agua puede paliar la situación, pero no es suficiente».

El investigador de la UIB destacó que «el compuesto patentado se basa al 100 % en productos naturales y no presenta ningún efecto secundario».

Ensayo clínico con un total de 105 pacientes

La eficacia del compuesto patentado por la UIB y Devicare ha quedado demostrada en un ensayo clínico pionero de alcance estatal con 105 pacientes (la mitad, con placebo). El ensayo se realizó en el año 2018 en un total de nueve centros hospitalarios.