Imagen de un tren de SFM. | Europa Press

9

El comité de empresa de Ports de les Illes Balears (PortsIB) ha calificado como «del todo inaceptable» el traspaso de 10 millones de euros del presupuesto de dicha entidad a Servicios Ferroviarios de Mallorca (SFM) acordado por el Govern, que consideran que esquilma sus recursos económicos.

Aseguran en un comunicado que si PortsIB cuenta con remanente es «debido a la buena gestión, previsión y eficiencia» para poder hacer frente a la demanda del sector náutico y dar un servicio de calidad, y defienden que ese dinero es para realizar «inversiones que son urgentes y extremadamente necesarias» en su ámbito de actuación.

Los representantes de los trabajadores, de UGT, consideran además que esa transferencia económica supone una vulneración de la Ley de Puertos de Baleares de 2005, que establece que los recursos tributarios recaudados por PortsIB «se han de afectar al cumplimiento de la finalidad institucional que esta ley le confía», relacionada con la gestión, la protección, el mantenimiento y la defensa del dominio público portuario de la comunidad autónoma.

Esta ley también establece que la programación de las inversiones tiene que incluir, siempre que lo permita el resultado del ejercicio económico precedente, la ejecución de actuaciones dirigidas a la protección y conservación del litoral, con lo que recalcan que «en caso de remanente queda acotado al litoral».

Sobre el hecho de que la Ley de presupuestos generales de la CAIB para el 2020 indique que «excepcionalmente se pueden usar remanentes de entes del sector público», precisan que en el caso de PortsIB «ya no sería un acto excepcional sino reiterado teniendo en cuenta los 5 millones de euros que se transfirieron a Ibavi durante la legislatura pasada».
Critican que el presupuesto de PortsIB se esté convirtiendo en un método de financiación de otras empresas públicas.

El comité de empresa añade que para definir el traspaso no se ha solicitado ningún tipo de información ni documentación sobre la situación actual de PortsIB, ni se han tenido en cuenta las necesidades por los daños producidos en el último temporal, ni las inversiones millonarias previstas en la planificación del ente a varios años vista.

«Si destinamos nuestros recursos económicos a finalidades distintas de las establecidas en nuestra normativa de aplicación, no podemos cumplir con las funciones para las que fue creada la empresa, poniendo en jaque su viabilidad futura», advierten.

Califican la situación creada de «sangrante» si se tienen en cuenta las «numerosas quejas de usuarios y asociaciones náuticas debido al mal estado de los puertos», cuya respuesta requiere un aumento en la inversión en mantenimiento y mejoras de las instalaciones.

Recalcan que el principal activo de PortsIB son sus infraestructuras, que se verán afectadas por el traspaso por falta de obras de mejora y mantenimiento; y su personal, para el que el comité de empresa lleva años reclamando la equiparación salarial con el resto de trabajadores de la CAIB, ya que la plantilla cobra entre un 15 y un 30 % menos, a pesar de «la carga de trabajo y la responsabilidad que ha venido asumiendo».

«La misma Conselleria que ahora nos reclama 10 millones de euros es la que nos ha negado siempre esta equiparación salarial por temas presupuestarios», critican.