Imagen de la casa más cara de España, en Marbella.

10

El ranking anual de las casas a la venta más caras de España, que ha elaborado pisos.com, ha revelado que Baleares, con una propiedad, forma parte del top ten de las casas más caras a la venta en España.

Baleares ocupa el puesto número diez del ranking anual de las casas a la venta más caras de España, elaborado por la plataforma.

En este sentido, ha desvelado que la vivienda más cara en las Islas se encuentra ubicada en el municipio de Andratx (Mallorca) y cuesta 14 millones de euros.

¿Y las más caras de España?

A nivel nacional, el ranking lo lidera el municipio de Teror, en Las Palmas, donde se ubica la vivienda con un precio de salida más elevado, con 25 millones de euros.

No obstante, el top ten lo acapara Málaga, con un total de cinco propiedades repartidas entre Benahavís y Marbella, seguida de Las Palmas (2), Barcelona (1), Madrid (1) y Baleares (1).

Con precios que oscilan entre los 6.000 y 22.000 euros el metro cuadrado, pisos.com ha informado que se trata de viviendas con más de 800 metros cuadrados de superficie construida, repartidos en dos o tres plantas, más de cinco habitaciones, al menos tres baños, jardín, piscina, garaje y elevadas medidas de seguridad. Además, en los casos de fincas o chalets, con ubicación en urbanizaciones residenciales de alto standing.

El director de Estudios de pisos.com, Ferran Font, ha señalado que «este tipo de rankings son muy interesantes para analizar de qué forma los precios muestran un mercado que, como también pasa con otros indicadores inmobiliarios como el número de compraventas, avanza a dos velocidades en nuestro país».

Además, ha añadido, «no es de extrañar que las grandes ciudades y zonas de elevada demanda inmobiliaria debido al turismo acaparen este tipo de listas, influenciadas también por el alto poder adquisitivo de los compradores e inversores extranjeros que intervienen en estas regiones».

Las transacciones inmobiliarias en Baleares alcanzaron los 4.000 millones de euros en 2019, según Engel & Völkers

Las transacciones inmobiliarias en Baleares alcanzaron en 2019 un máximo de 4.000 millones de euros, una cifra de la que los compradores extranjeros acapararon el 40 por ciento, hasta un volumen de 1.600 millones de euros, según un informe de la inmobiliaria Engel & Völkers.

En particular, Mallorca se ha convertido en un «imán» para gran parte de los compradores internacionales. «La isla es conocida por su magnífica calidad de vida, unos precios estables y una economía fuerte. Poco a poco, vemos que la disponibilidad de viviendas en el mercado vuelve a estar en línea con el nivel de demanda», ha explicado el director de la inmobiliaria en Baleares, Florian Hofer.

Más concretamente, Engel tiene una cuota del 30 por ciento de clientes internacionales en la isla, los ciudadanos alemanes constituyen actualmente el mayor grupo de compradores (60 por ciento), seguidos de los españoles (12 por ciento), británicos (10 por ciento), suizos (5 por ciento) y escandinavos (4 por ciento).

Por lo que respecta a los precios, son estables en el suroeste y en Son Vida y las ubicaciones del suroeste se sitúan entre las más caras de la isla, Port d'Andratx, Santa Ponça, Bendinat y Portals. Los precios de las villas en dicho puerto de media alcanzaron los 4,3 millones de euros en 2019.

En relación a Palma, tiene un volumen de transacciones inmobiliarias de alrededor de 1.000 millones de euros en 2019. Entre los principales lugares de la ciudad se encuentran el barrio de Génova y el casco antiguo, donde el precio medio de venta de los apartamentos es de 800.000 euros.

Según cálculos de la inmobiliaria, la demanda permanecerá elevada entre los compradores privados e inversores, ya que, según Hofer, «la tendencia al alza de los precios en los últimos años proporciona a los propietarios la seguridad de que sus viviendas mantendrán su valor».

Con todo desde la inmobiliaria han considerado que la estabilidad del mercado mallorquín, en especial, ofrece «sólidas oportunidades de inversión» y, por ello, aprecia «potencial de revalorización» en las viviendas ubicadas en los lugares más privilegiados de la isla.