Madrid inlcuye la petición del Govern de vetar el diésel en 2025. | Redacción Ibiza

24

Baleares podría cumplir con su objetivo inicial recogido en la Ley de Cambio Climático autonómica de prohibir la entrada de nuevos coches diésel a las Islas a partir del año 2025. El Govern se vio obligado a suspender este punto de la ley para evitar así un recurso ante el Tribunal Constitucional a la espera de la norma de rango superior, es decir, la que apruebe el Gobierno. En la última versión del anteproyecto de ley, el Ministerio que dirige Teresa Ribera incluye un punto en el que se abre la posibilidad a adelantar el calendario del fin del diésel en las Islas, y que para el conjunto del Estado se mantiene en el 2040.

De este modo, se recoge la petición del Govern balear, que podrá dar cumplimiento a la ley aprobada en la pasada legislatura. El vicepresident y conseller de Transició Energètica, Juan Pedro Yllanes, mostró ayer su satisfacción. «Ya lo habíamos dicho, la suspensión del calendario no significaba renunciar a la aplicación de la Ley», dijo Yllanes, al tiempo que añadió que «ahora «la posición del Govern se verá reforzada».

Asimismo, el vicepresidente aseguró que prohibir los vehículos diésel en Balears a partir del año 2025 «no es un capricho», sino una apuesta del Govern para «mejorar la calidad del aire del Archipiélago» y valoró que el Gobierno haya dado prioridad a este objetivo de las Islas.