Isabel Vidal, Bernat Matemalas, Javier Vich, Toni Homar, Pep Cañellas, Carolina Quetglas, Maria Frontera, Bernat Quetglas, Antonia Plomer, Maria José Aguiló, Joan E. Flexas y Gori Bonet en la Feria de Turismo. | Juan Luis Ruiz Collado

27

Los hoteleros de Mallorca alertan de una caída en estos momentos de las reservas procedentes de los países nórdicos y de Alemania «principalmente porque no hay suficiente conectividad aérea y la economía germana está en plena desaceleración», según afirmó ayer en el estand de Baleares en Fitur 2020 la presidenta de la patronal FEHM, Maria Frontera.

La presidenta de los hoteleros de Mallorca resaltó en la Feria de Turismo que, pese a la amenaza del ‘Brexit’ a finales de enero «el mercado británico se mantiene, lo cual es una buena noticia. También lo es que el turismo español crezca durante este año, pero no podrá paliar en absoluto los descensos de alemanes y nórdicos en la Isla».

La preocupación empresarial viene motivada porque a raíz de la quiebra de Thomas Cook «se ha constatado una caída del flujo aéreo hacia la Isla, lo que afecta a la contratación turística para el próximo verano».

Descensos del 15 %

Frontera puntualizó que la bajada de turistas alemanes es muy dispar, que varía por zonas y según la calidad de la oferta de alojamiento. Cadenas hoteleras cifran en estos momentos un descenso del 15 % de las reservas a la Isla.

La presidenta de la FEHM, tras conocer las previsiones del turismo nacional, apuntó que «el turismo español cobra importancia en la Isla porque ha logrado desestacionalizarse en los últimos años, pero al igual que sucede con los otros mercados emisores también reserva muy tarde. Es la tónica general».

La FEHM resalta la pérdida de conectividad aérea, que está muy por debajo de la 2019. La Agrupación de Cadenas Hoteleras (ACH) afirma que «no se van a cubrir las plazas aéreas dejadas por Thomas Cook en los países nórdicos y en Alemania, lo que afecta a todos los destinos emisores centroeuropeos».

La patronal hotelera de Mallorca aboga por una política comercial de apostar por los mercados emisores alternativos. Frontera añadió que hay que «buscar soluciones en estos mercados, caso de Francia, Italia, Rusia, Suiza, Países Bajos, Italia e incluso en Estados Unidos. Hay que saber repartir la cesta».

Desde la patronal de cadenas hoteleras puntualizan que «2020 va a ser el año de los touroperadores, porque van a marcar las estrategias comerciales de los hoteleros en materia de comercialización».

El presidente de la Asociación Hotelera de Palma-Cala Mayor, Javier Vich, afirmó en el estand de Balears en Fitur que el incremento del turismo español «beneficia directamente a la oferta hotelera de Palma y esto se notará en los niveles de reservas. A esto hay que sumar la evolución positiva del turismo de congresos y convenciones, que está creciendo de forma progresiva gracias a la buena gestión que se está realizando en el Palacio de Congresos de Palma. Lo que sí nos preocupa es la caída del turismo escandinavo, ya que se trata de un tipo de clientela con alto poder adquisitivo».

Negueruela: «Si no se bajan precios, tendremos una buena temporada»

El conseller de Treball i Turisme, Iago Negueruela, entiende la preocupación de los hoteleros, pero se muestra optimista «porque tanto en la World Travel Market como en Fitur hemos visto que los datos de estos mercados registran cifras positivas. Habrá que actuar en el resto, pero creo que si no se bajan precios tendremos una buena temporada turística.

Tenemos asegurados el turismo británico y español y queda ver cómo evolucionan las cosas de cara a la ITB de Berlín». El Consell, al tener transferidas las competencias en promoción, anuncia campañas para incentivar las reservas turísticas a la Isla.