21

Un total de 54 puntos del litoral de Mallorca se han vuelto a iluminar para reclamar que se respeten los derechos humanos en el Mediterráneo, y en el resto del mundo. Se trata de la cuarta edición de esta iniciativa que anima a encender bengalas de humo en Torres, Atalayas y Talaiots del Mediterráneo como símbolo de protesta.

A los distintos puntos de encendido de Mallorca se suman una treintena de Menorca y también de Marruecos y Túnez.

La primera bengala de humo se ha encendido en la talaia de na Pòpia, situada en la isla de Dragonera. Sobre las 13:15 horas, un técnico del ayuntamiento ha encendido la bengala en el Castell de Bellver.

Tras el encendido de la bengala, el Orfeó de Ramon Llull ha interpretado Viatge a Ítaca, de Lluís Llach.

Durante el acto, una ciudadana voluntaria, Magdalena Aguiló, ha leído un manifiesto donde pedía que «hoy no sea un día de celebración, sino de concienciación de la situación que viven los refugiados y ciudadanos de las zonas en conflicto del norte de África».

Por su parte, la vicepresidenta y consellera de Cultura, Patrimonio y Política Lingüística, Bel Busquets, ha explicado que la jornada de hoy pretende recuperar la esencia del Mediterráneo, «un mar que antiguamente nos unía y no nos separaba».

Al encendido también han asistido la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera y la directora insular de Patrimonio, Kika Coll. El alcalde de Palma, José Hila, tenía previsto asistir al acto pero finalmente un imprevisto se lo ha impedido.

encendidas de atalayas castell belver foto emilio queirolo

A las 18:30 horas se ha hecho un segundo encendido de bengalas en los distintos puntos. En este caso será con una señal luminosa.