Efectivos de los Bombers, presentando los nuevos vehículos en una foto de archivo. | Redacción Sucesos

9

La Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de les Illes Balears hizo un requerimiento al Consell de Mallorca en febrero de este año en el que le ordenaba que contratara a más bomberos, de manera que los denominados turnos de refuerzo se convirtieran en «un recurso excepcional y no en algo habitual, como ocurre en la actualidad».

Este requerimiento fue notificado al Consell en febrero y daba un plazo de medio año a la institución para que lo cumpliera. No obstante, «no se hizo nada hasta octubre», según señalan fuentes sindicales.

El exceso de horas extra que hacen los Bombers de Mallorca desde 2005, que constan de forma oficial como «turnos de refuerzo», es objeto de una investigación por parte de la Oficina Anticorrupción que dirige Jaime Far, quien apunta a posibles delitos de malversación de caudales públicos, fraude a la Seguridad Social y contra la seguridad laboral (entre otros) en estos polémicos pagos. Fuentes sindicales apuntan que faltan unos 70 trabajadores para poner fin al exceso de turnos de refuerzo. Desde octubre, la institución ha emprendido varias iniciativas (cursos, dotación presupuestaria de plazas...) para completar la plantilla.

Inspección Laboral hizo un informe sobre los Bombers de Mallorca en abril de este año. El informe concluye que se habría infringido la ley que regula las bases del régimen local, un acuerdo del Consell sobre el personal funcionario y una directiva europea sobre el tiempo de trabajo.