El 85 % de los ahorros de las personas mayores están invertidos en la compra de la vivienda, de ahí que es un activo más para complementar la cuantía de la pensión con los nuevos productos, como las hipotecas inversas o venta a socimis. | Archivo

24

Bancos, aseguradoras, consultoras especializadas y las denominadas socimis (sociedades cotizadas anónimas de inversión en el mercado inmobiliario) están apostando desde hace más de un año por captar viviendas de personas mayores jubiladas en Baleares, para lo cual ofrecen todo tipo de productos financieros que garantizan el cobro de una cantidad de dinero a los interesados para complementar su pensión sin perder la propiedad del inmueble en el que viven.

Un estudio realizado por el Instituto BBVA de Pensiones refleja que el 61 % de la población balear nacida entre 1957 y 1977, la generación del ‘baby boom’, y con viviendas en propiedad «declara su disposición a usarla como fuente de financiación si algún día les hiciera falta más dinero para vivir cuando se jubilen».

La preocupación es más que manifiesta ante la incertidumbre sobre el futuro del actual Sistema de Pensiones en España y las medidas políticas que van a adoptar a lo largo de la próxima legislatura. El Instituto BBVA de Pensiones constata que el 54 % de la generación del ‘baby boom’ considera que tendrá problemas de liquidez cuando se jubile.

Productos

Un informe realizado por la consultura Óptima Mayores y la aseguradora Caser refleja que en Baleares hay 171.000 personas mayores de 65 años censadas. Esta consultora especializada en hipotecas inversas afirma que «esta modalidad es la manera más eficiente de hacer líquido el ahorro en forma de vivienda para seguir viviendo en ella». Añade que es «la única alternativa de financiación pensada especialmente para mayores de 65 años. Un colectivo que tiene las puertas cerradas de los bancos a la hora de conseguir financiación».

Las Islas son en estos momentos una de la cinco autonomías donde más hipotecas inversas se formalizan: «El 4,1 % de las operaciones realizadas a nivel estatal se han llevado a cabo en Baleares. De enero a septiembre se han ejecutado en todo el país un total 1.044 hipotecas inversas», puntualizan desde Optima Mayores.

Aparte de esta modalidad de hipoteca hay otras opciones, pero una que cobra especial relevancia es la que desarrollan las socimis inmobiliarias. Los modelos actuales ofrecen a los pensionistas una serie de baremos para poder cobrar cantidades de dinero de golpe o fraccionadas mensualmente. Se trata de un mercado al alza, de ahí que los sistemas de control y regulación de estos proyectos se van a incrementar a medida que se generalicen para evitar problemas a los interesados.