Los pensionistas suelen salir a la calle para exigir una retribución digna. | Jaume Morey

15

El año 2020 arranca con cambios para los jubilados, ya que no será lo mismo hacerlo antes de que termine 2019 que en el nuevo año. Además del tiempo mínimo cotizado para poder cobrar una pensión, habrá cambios en el importe de estas.

El economista Antonio Gallardo explica que aquellos que se retiren antes de que finalice el ejercicio tendrán que haber cotizado 36 años y nueve meses, si quieren hacerlo a los 65 años.

Sin embargo, los que lo hagan a partir del día 1 de enero de 2020 tendrán que haber cotizado un mes más; exactamente 36 años y 10 meses si lo hacen a los 65 años de edad. Los meses cotizados necesarios irán aumentando cada año de forma progresiva, con la finalidad de que en el año 2022 la edad de jubilación se sitúe en 67 años.

Otro cambio importante que destaca Gallardo es el cambio en el cálculo de las pensiones. A las personas que se jubilen hasta el próximo 31 de diciembre le contarán los últimos 264 meses cotizados y se lo dividirán entre 308.

Por su parte, a aquellos que lo hagan a partir del 1 de enero se les tendrán en cuenta los últimos 276 meses cotizados y se dividirá entre 322. Gallardo precisa que esto hará que las pensiones sean ligeramente más bajas, ya que se tiene en cuenta más tiempo de cotización y, por lo general, los salarios suelen ir subiendo.